Tras balacera, aseguran 1.6 MDD en efectivo en un rancho de Jalisco

miércoles, 22 de agosto de 2012
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Agentes de la Procuraduría General de Justicia de Jalisco (PGJE) aseguraron un millón 650 mil dólares en efectivo en un rancho localizado en Nextipac, municipio de Zapopan. El procurador del estado, Tomás Coronado Olmos, informó que el decomiso se llevó a cabo el martes pasado, luego de un ataque a balazos entre bandas que dejó como saldo tres muertos y dos lesionados. Por el momento se desconoce si el dinero pertenece a algún cártel de las drogas. Los hechos se registraron en el rancho Los Pinos, ubicado sobre el camino a La Noria, en el extremo norponiente de la zona metropolitana de Guadalajara. Coronado Olmos explicó que el dinero se encontraba oculto dentro de 11 paquetes envueltos en bolsas negras, a menos de 50 metros de donde se registró el múltiple crimen. Detalló que existe una grabación en video que puede servir a las autoridades para identificar a los agresores y el momento de su arribo al inmueble de los asesinos; también dio a conocer que se abrieron dos líneas de investigación para tratar de aclarar el caso. Algunos testigos informaron a las autoridades estatales que los homicidas llegaron al referido rancho a bordo de seis vehículos, entre ellos una pick-up marca Dodge Ram, un Stratus, un Honda Civic de modelo reciente, una X-Trail, Nissan, una minivan y otra Windstar. Después del ataque, los agresores huyeron sin que nadie les marcara el alto. En el lugar del atentado quedaron sin vida Cecilia Verónica Reynoso, de 35 años, al parecer esposa del dueño del inmueble; Felipe de Jesús Contreras Villarreal y Armando Flores Contreras, ambos de 20 años, supuestos trabajadores de ese rancho. El procurador de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, explicó que los dueños del inmueble, al parecer manejan una empresa dedicada a exportación de carne; y se investiga si el dinero incautado es producto de la venta de esa mercancía. Los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses recuperaron en el citado rancho cerca de 200 casquillos de calibre 38 súper, 9 milímetros, .223 utilizados para rifles AR 15 y 7.62 percutidos por AK 47. Las autoridades estatales indicaron que el rancho era utilizado para el entrenamiento de caballos y otras labores ligadas a la equitación, aunque hasta hoy no se ha dado a conocer el nombre del dueño de la finca.

Comentarios