Armas que salen de EU llegan a mafias mexicanas, reconoce alcalde de Laredo

jueves, 23 de agosto de 2012 · 12:54
LAREDO, Texas (apro).- El alcalde de esta ciudad, Raúl Salinas, declaró hoy como el Día de la Paz, con Justicia y Dignidad, al recibir a la Caravana que encabeza Javier Sicilia. Reunidos en la Plaza San Pedro, las víctimas de la guerra contra las drogas fueron recibidas por el alcalde, quien destacó la importancia de la Caravana para el establecimiento de una nueva estrategia de lucha contra el crimen organizado. Por su parte, el poeta Javier Sicilia reiteró las demandas de la Caravana, entre ellas la de regular la venta de armas al aseverar que el presidente Barack Obama está siendo omiso en el control de armas. La Caravana por la Paz realizó una marcha de la Plaza de San Pedro al Congreso y en el camino exigió justicia para las víctimas de la guerra contra las drogas y un cambio en la estrategia impuesta desde Estados Unidos. Bajo los rayos del sol, con gritos de “ni una muerte más”,  “ni un ser humano es ilegal”, los caravaneros y organizaciones de derechos de los dos lados de la frontera, no pudieron pasar al edificio del Congreso porque carecían de permiso. Antes, en conferencia de prensa, el poeta Sicilia censuró la guerra contra las drogas en México y la calificó como “estúpida” por las consecuencias fatales que ha tenido. “Es la idiotez más grande, fue dirigida hacia los capos y sólo diversificó al crimen; además, corrompió al Estado”, dijo ante los medios de Laredo. También cuestionó la decisión de Calderón de vetar la Ley de Víctimas, la cual, dijo, tiene por objeto protegerlas. Ante los cuestionamientos sobre las expectativas de la Caravana de impactar en la sociedad y al gobierno estadunidense, Sicilia dijo que la intención es hacer ruido “para que nos hagan caso”. Sin embargo, más adelante aclaró que la idea es hablar con la ciudadanía de este país para tener la fuerza necesaria y hacer los reclamos necesarios en Washington. Sicilia manifestó que Obama tiene las posibilidades de hacer los cambios necesarios para un mejor control de la venta de armas sin cambiar las leyes vigentes. Más tarde, ya en la plaza de esta ciudad, Sicilia recibió un reconocimiento del alcalde laredense, Raúl Salinas, quien aseguró que si es posible detener la venta de armas porque las están usando las mafias mexicanas. En los casi 20 minutos que duró su exposición, el funcionario estadunidense  prometió a los integrantes de la caravana: “Los apoyaremos hasta conseguir la paz de los dos lados de la frontera. La Caravana es un claro mensaje para Washington y a México de que no es posible seguir con la misma estrategia que ha provocado 70 mil muertos. Esto es producto de una estrategia de seguridad fallida”. Al abandonar la ciudad, por primera vez los dos autobuses de la Caravana fueron escoltados por la Policía Municipal a lo largo de varios kilómetros.

Comentarios