Suspenden pequeños comercios la venta de huevo por multas de Profeco

lunes, 27 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) anunció hoy que sus agremiados dejarán de vender huevo hasta que el precio del producto se estabilice. “Hasta el día de hoy la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha multado a unos 600 negocios por hasta 60 mil pesos, por lo que la recomendación a nuestros afiliados es que mejor se abstengan de vender el producto hasta que baje de precio”, puntualizó el presidente del organismo, Juan José Rosas. Agregó que los pequeños comerciantes, último eslabón de la cadena económica, no pueden influir en el precio del producto, ya que “hay quienes lo venden al costo, es decir entre 40 y 45 pesos el kilo, cuyo precio corresponde al costo de proveeduría de la Central de Abastos”. La semana pasada, el secretario de Economía y el titular de la Profeco, Bruno Ferrari y Bernardo Altamirano, respectivamente, advirtieron que multarán y castigarán incluso con sanciones penales a quienes vendan el huevo en más de 40 pesos. Tras ello, firmaron un convenio con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) para que a través de los supermercados reduzcan el precio del producto que se vende en canastillas, pero no se mencionó ningún apoyo a los pequeños comercios en ese sentido. Ante esta situación, la Canacope aseguró que “los comerciantes dejarán de vender el huevo y esperarán a que la medida de eliminar los aranceles a la importación del alimento empiece a surtir efecto. Incluso prefieren dejar de ganar entre 15 y 20% de la comercialización diaria que conlleva la venta del alimento”, apuntó. Juan José Rosas previó que el precio del producto se estabilice a finales del año, aunque admitió que difícilmente llegará a los 17 pesos por kilogramo, como se cotizaba antes de la crisis por la gripe aviar. Seguramente se comercializará entre los 20 y 25 pesos, sostuvo. De acuerdo con el dirigente de la Canacope, en la ciudad de México existe un promedio de cinco mil misceláneas y pequeños comercios que comercializan el alimento básico, “aunque en su mayoría están dejando de venderlo para evitar la sanción económica de la Profeco”.

Comentarios