Reproches de la CNC a Calderón; "que bueno que ya se va", festina

martes, 28 de agosto de 2012
GUANAJUATO, Gto. (apro).- El dirigente nacional de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Gerardo Sánchez García, reclamó al gobierno de Felipe Calderón su insensibilidad hacia el campo mexicano. “Qué bueno que los panistas ya se van”, dijo el líder campesino, luego de advertir que el Ejecutivo se ha negado a publicar en el Diario Oficial de la Federación el decreto por medio del cual se aprobó, hace dos meses, un presupuesto extraordinario de 15 mil millones de pesos para el campo. “La reciente sequía que vivió nuestro país en el campo es una muestra de que a este gobierno nada lo conmueve, ni el infortunio de millones de campesinos ni el respeto entre los poderes”, manifestó Sánchez García durante la clausura del Congreso Nacional extraordinario de la CNC, al que asistió el gobernador electo de Jalisco, Aristóteles Sandoval. En la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, el también diputado federal priista criticó a Calderón por su proceder incongruente ante los problemas del campo, que ya han empezado “a hacer estragos por la falta de oferta de alimentos, y la carestía que ya amenaza con desbordarse en los bienes básicos”, puntualizó. El líder nacional de la CNC aprovechó el evento para asegurar que el llamado voto verde “fue una parte fundamental del triunfo en la elección del 1 de julio, para ver a Enrique Peña Nieto como presidente de la República”. El “voto verde” cenecista, explicó, representó 43% del total de votos del campo, que creció 92% respecto de la elección de 2006. Luego se deshizo en halagos para el virtual candidato ganador de la elección presidencial, al manifestar que “es ese gran líder que con su visión, talento, formación, pero sobre todo su gran amor por México, dirigirá la reconstrucción de la patria”. El exgobernador del Estado de México, agregó, es “el líder del siglo XXI que México ha estado esperando”, y ofreció mantener a la organización campesina como su aliada. En ese momento, mientras el dirigente cenecista pronunciaba su discurso, un joven integrante del movimiento #Yosoy132 se colocó de pie frente al templete y levantó una pancarta que decía: “Violador meta constitucional”. De inmediato, la pancarta le fue arrebatada al joven por uno de los colaboradores de Sánchez García que se encontraba detrás de las vallas, mientras otro grupo comenzó a rodear al muchacho y a gritarle que se retirara porque no era parte del evento. Un hombre vestido con una playera de la campaña de Peña Nieto lo jaló del brazo, pero lo soltó cuando fotógrafos y reporteros se acercaron. El muchacho reclamó su derecho a manifestarse en una plaza pública y posteriormente se retiró.

Comentarios