Descarta Emilio Gamboa algún pacto entre Calderón y EPN

jueves, 30 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- “Sí quiero decir que no hay ningún acuerdo entre el presidente Felipe Calderón y el posible presidente de México (Enrique Peña Nieto)”, sostuvo Emilio Gamboa Patrón, coordinador del PRI en el Senado, al concluir del primer encuentro parlamentario entre las tres principales fuerzas políticas de la LXII Legislatura. Al término del encuentro privado donde participaron, además de Gamboa Patrón, los coordinadores en el Senado y la Cámara de Diputados, Miguel Barbosa y Silvano Aureoles, por el PRD; Ernesto Cordero y Luis Villarreal, por el PAN, y Manlio Fabio Beltrones por la fracción del PRI en San Lázaro, éstos aclararon que sólo discutieron temas legislativos y nada de los pasados comicios presidenciales, menos aún de la inminente calificación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). A la pregunta sobre si los senadores, como encargados de aprobar a los nuevos miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, estarían aprobando en noviembre próximo al actual magistrado electoral Constancio Carrasco Daza, o algún otro del TEPJF, como integrante de la SCJN, Gamboa Patrón soltó: “No sé si el presidente de la República, Felipe Calderón, enviará la propuesta al Senado, pero lo que sí quiero decir es que no hay ningún acuerdo entre el presidente Felipe Calderón y el posible presidente de México (Peña Nieto). El fallo del Trife no ha salido… Niego contundentemente que pueda haber un acuerdo al respecto”. Y agregó: “No podría contestarle si el presidente de la República enviará alguna terna o el nombre de alguien para ocupar el puesto de la Suprema Corte de Justicia, que tendría que ser aprobado por el Senado de la República”. La pregunta surgió porque el 20 de noviembre próximo los dos ministros de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia y Salvador Aguirre, concluyen su cargo, y corresponde al Senado, donde el PRI es primera fuerza, aprobarlos los nombramientos. Ser ministro de la Corte es la máxima posición a la que puede aspirar cualquier abogado. La pregunta fue para los tres coordinadores, sin embargo, fue Gamboa Patrón, coordinador de los priistas, quien se aprestó a responder; los otros dos, Barbosa y Cordero, callaron. Por lo que respecta a los coordinadores de los diputados, se les preguntó qué harán si, debido al descontento de la población por el posible aval del TEPJF a Peña Nieto, se demanda juicio político contra consejeros y/o magistrados electorales, Cordero respondió por su correligionario, el diputado Luis Alberto Villarreal, al ofrecer que su partido “será respetuoso de lo que decida el tribunal”. Ya en corto y ante la insistencia de la pregunta al coordinador de los diputados priistas, Beltrones Rivera dijo que de presentarse una solicitud, se le daría el trámite debido. Durante la “conferencia”, en la que sólo se permitirían seis preguntas, tres se dirigieron a “las izquierda”. ¿Se comprometen, aquí, a evitar ese espectáculo que se dio hace seis años con la toma de tribuna? ¿A permitir que el candidato ganador de la elección rinda protesta como presidente? ¿Y con la actitud de Ricardo Monreal, que ya calificó de ilegítimo a Peña Nieto, podemos decir que habrá una parálisis legislativa? ¿Serán capaces de garantizar que no habrá protestas? Silvano Aureoles, coordinador de los cien diputados perredistas, ironizó por la forma tipo consigna con que se formularon las preguntas: Aclaró que las declaraciones de Monreal son a título personal y se le respetan, pero será el partido y la Comisión Política los que determinen qué hacer cuando el tribunal califique los comicios. “Hasta que no concluya el Trife, no vamos a fijar ninguna postura al respecto”, acotó. A su vez, el senador Miguel Barbosa dijo que la posición será discutida entre la dirigencia del PRD y su excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, y se dará a conocer este mismo viernes. “Respecto del comportamiento político de los integrantes de los grupos, debemos decirles que nosotros respetamos mucho la libertad de expresión y el derecho que tienen las compañeras y compañeros a ejercerla libremente. Nuestra labor como coordinadores es la conciliación, crear las mejores condiciones, pero respetamos la libertad de expresión de cada uno de ellos”, definió. Por su parte, el panista Ernesto Cordero dijo que no ha sido necesario establecer “un pacto de estabilidad” para el transcurso de las sesiones del 1 de septiembre y el 1 de diciembre. Otro de los cuestionamientos fue qué hará el Poder Legislativo luego de que el Ejecutivo federal presentó una nueva propuesta de Ley de Víctimas, ya que por otro lado existe una controversia que el propio Calderón interpuso contra el Congreso de la Unión, en la que impugna las observaciones que los legisladores hicieron a la iniciativa presidencial. Beltrones Rivera, coordinador de los diputados del PRI, consideró positivo que el Ejecutivo presentara una nueva iniciativa, sin embargo, dijo que ahora existe un proceso de doble vía, en el que deberá reconocerse que existe una controversia constitucional establecida por el Ejecutivo en contra del Legislativo. “No conozco la nueva propuesta, pero espero que atienda las demandas del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad”, acotó el legislador del PRI.

Comentarios