Desactivarán celulares robados y extraviados a partir de septiembre

martes, 7 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- El presidente Felipe Calderón atestiguó este martes la firma del acuerdo para evitar el hurto de teléfonos celulares, cuyo objetivo principales, dijo, inhibir el robo de equipos móviles y “reducir el margen de los criminales”. En Palacio Nacional, el Ejecutivo detalló que a partir del próximo 1 de septiembre se realizará un bloqueo más rápido de los números reportados como robados o extraviados. Para ello, las cuatro telefónicas más importantes en México, Nextel, Iusacell, Telcel y Telefónica, suscribieron con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) el convenio para entregar las "listas negras" con los aparatos que han sido robados, a fin de que éstos sean inmediatamente desactivados, previo aviso al concesionario. De acuerdo con Calderón, entre los delitos que se cometen en México, más de 80% son por robo, “y en la gran mayoría, particularmente, es el robo a transeúnte, y esto constituye una fuente de ingreso a criminales, un mercado negro de enorme vulnerabilidad para los ciudadanos", puntualizó. Añadió: "Muchos de los criminales que son atrapados utilizan teléfonos robados o comprados, se apoderan fácilmente (de ellos) y los utilizan para su ilegal beneficio, esto (la firma del acuerdo) nos va a permitir reducir el margen de los criminales". Todos los teléfonos robados en México, insistió, van a ser desactivados. Group Special Mobile Association, que agrupa a 220 países, se encargará de recibir las listas de los concesionarios para bloquear los aparatos que hayan sido robados, pero el usuario podrá conservar el número de su teléfono.

Comentarios