Obispo de Tehuantepec pide a Solalinde dejar el albergue para migrantes

martes, 7 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- El sacerdote Alejandro Solalinde reveló que monseñor Óscar Armando Campos Contreras, obispo de Tehuantepec, Oaxaca, le pidió que renuncie a su misión en el albergue ‘Hermanos en el Camino’ del que es fundador. Tras considerar que al obispo le falta visión y “comprender el momento de crisis que vivimos”, Solalinde señaló que hay personas que aseguran que lo que hace es para lucirse, para salir en la foto y ser famoso. No obstante, dijo, muchos “son incapaces de ver desde la fe la misión de Espíritu Santo que Jesús me ha encomendado y que estoy tratando de hacer”. Añadió que está dispuesto a entregar la administración del albergue, pero aclaró que no pretende abandonar la misión de ayudar a los migrantes. “Si él (el obispo) me dice: sabes que que quiero que me entregues ese albergue, yo no voy a pelearle nada y le voy a dar todo, inclusive ante notario se lo doy para que él lo tenga, él está en su derecho de hacerlo”. Sin embargo, agregó, “yo soy responsable de la misión y a lo mejor le entrego el albergue, pero yo, afuera, en algún lugar clave, me iría a carpas. Yo le dejó la administración, pero la misión es intransferible, ésa no se la puedo dejar a nadie”, añadió en entrevista televisada. A menos de un mes de su regreso a México, luego de un exilio forzado en Europa al recibir amenazas de muerte, el coordinador de la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano comentó que le preocupa que los migrantes que cruzan territorio mexicano rumbo a Estados Unidos se queden sin ayuda en la zona de Oaxaca. Para él, dijo, la misión de la Iglesia católica es llevar y practicar las enseñanzas de Cristo con los sectores que lo necesiten, por eso “mi tiempo es con los migrantes y con ellos celebro la misa y la Eucaristía cada domingo”. En noviembre próximo las comisiones de Pastoral de la Movilidad Humana serán reestructuradas, como sucede habitualmente cada tres años, por lo cual el sacerdote deberá regresar a alguna parroquia. Al respecto, Solalinde Guerra refirió que si pretenden que se convierta en párroco y celebrar la misa diariamente, como están obligados los sacerdotes católicos en todo el mundo, él no podría seguir con la labor que hace actualmente, y no está dispuesto a abandonar la ayuda a los indocumentados. El padre Solalinde creó el albergue de migrantes ‘Hermanos en el Camino’ el 27 de febrero de 2007, con el objetivo de ofrecer alimento, posada, apoyo psicológico, médico y jurídico, así como orientación a migrantes de Centro y Sudamérica, Asia y África, que en su mayoría se encuentran en trayectoria hacia Estados Unidos.

Comentarios