Ayuntamientos del país viven "al día": consultor

jueves, 9 de agosto de 2012
COLIMA, Col. (apro).- Con aproximadamente 80% de su presupuesto destinado al pago de la nómina de su personal, los ayuntamientos del país se encuentran “acorralados” en materia financiera y en los hechos “viven al día”, señaló el director de Consultores en Administración y Políticas Públicas S.C., Abel Palomera Meza. Eso significa que de cada peso que manejan los gobiernos municipales, sólo disponen de 20 centavos para brindar a la población los servicios públicos que le corresponden y realizar obras públicas, advirtió. El especialista atribuyó esa situación, por una parte, a costumbres políticas que redundan en el crecimiento innecesario de plazas laborales, sobre todo al final de las administraciones, y por otra, a la marginación que en la práctica sufren los ayuntamientos a la hora de distribuir los recursos del erario entre los distintos niveles de gobierno. “Los municipios son los más cercanos a la sociedad y tienen que participar en todo: seguridad, drenaje, alumbrado y recolección de basura, y para tener derecho a un programa federal tiene que participar, y todo con los mismos recursos”, comentó Palomera Meza. Entrevistado en esta ciudad, consideró que esas circunstancias provocan que los municipios recurran necesariamente al endeudamiento para poder hacer alguna obra y cumplir con algunos de sus compromisos con la población. Abel Palomera comentó que algunos municipios no han sabido manejar su presupuesto y han heredado los conflictos financieros a sus sucesores, como es el caso del ayuntamiento de Tecomán, donde una crisis generada hace nueve años, durante el gobierno del panista Elías Martínez, se agravó después de tres administraciones “como una avalancha de nieve”, y su deuda actual, de 86 millones de pesos, “ya resulta inmanejable”, dado que ahora equivale a alrededor de 35% de su presupuesto anual (240 millones de pesos). Consideró que Tecomán está viviendo un problema que “debe resolverse de tajo”, en cuya solución no solamente entra el municipio, sino también los gobiernos estatal y federal, además del sindicato. “Todos tienen que entrarle, algunos cediendo, otros aportando, pero el municipio debe ser rescatado”, dijo. Tras las manifestaciones de burócratas del ayuntamiento de Armería por la falta de pago de su última quincena y el conflicto financiero creciente en el municipio de Tecomán, y en previsión de problemas en otros municipios, el Congreso local convocó a los presidentes municipales a una reunión, el próximo viernes 10, para que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental de Estado les emita recomendaciones para entregar buenas cuentas al cierre del trienio, dentro de dos meses. Según un punto de acuerdo aprobado por los legisladores, entre las recomendaciones que se darán a los alcaldes destaca evitar la creación de nuevas plazas laborales; la disminución de la capacidad del ayuntamiento, para destinar mayores recursos al gasto de inversión y desarrollo, así como la prestación de los servicios públicos. Además, se les informará de las sanciones en que podrían incurrir por la omisión de los principios a que está sujeto el ejercicio del presupuesto. De acuerdo con el documento del Congreso colimense, “una de las causas por las que los ayuntamientos del país tienen problemas económicos consiste en la gran plantilla laboral con que cuentan, por lo que en ocasiones sus recursos no alcanzan ni para pagar la nómina. Un claro ejemplo de ello se observa en los municipios de Churintzio y Susupuato del estado de Michoacán de Ocampo”. Ante esta situación, añade, “los ayuntamientos de nuestro estado deben tomar medidas de precaución para evitar que la crisis financiera se agudice, al grado que tengan que paralizar la prestación de los servicios básicos a sus habitantes, lo que además generaría una crisis social con las consecuencias que ello implica”. A juicio de Abel Palomera, para mejorar la situación de los municipios en el país se requiere una nueva reforma legal para fortalecerlos en el aspecto económico y que de esta manera tengan mayores posibilidades de ejercer su autonomía como nivel de gobierno, pues en la actualidad la situación financiera los obliga a subordinarse a los gobiernos estatales y al federal. “Con una nueva reforma tendría que impulsarse el federalismo, porque aunque los municipios tienen autonomía e independencia en lo legal y administrativo, tienen poco poder económico y eso los hace vivir al día y los coloca más debajo de las otras instancias de gobierno”, dijo.

Comentarios