Enfrentamientos y ejecuciones dejan 49 muertos en nueve estados

lunes, 10 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Una ola de ejecuciones y enfrentamientos entre autoridades y presuntos miembros del crimen organizado dejó un saldo de 49 muertos en nueve entidades del país. En Guerrero, dentro de una camioneta abandonada en el municipio de Coyuca de Catalán, en la región de la Tierra Caliente, fueron localizados los cuerpos de 16 personas asesinadas a balazos. Junto a las víctimas fue colocado un mensaje firmado por el grupo delictivo La Familia y dirigido a la banda criminal Los Caballeros Templarios. En tanto, en Tizapán El Alto, Jalisco, un enfrentamiento a balazos entre policías municipales y sujetos armados dejó esta tarde un saldo de dos muertos y dos heridos graves. La Dirección de Seguridad Pública de esa localidad colindante con Michoacán reportó que elementos de la corporación patrullaban al sur de la cabecera municipal, cuando fueron alertados sobre el secuestro de una persona en la colonia Dávalos Flores. Minutos después, los tripulantes de dos camionetas atacaron a balazos a los municipales e inició un tiroteo, que dejó un presunto sicario muerto y otro herido, además de un policía con lesiones graves. Cuando culminó la balacera, los policías encontraron dentro de una de las camionetas aseguradas el cadáver de otro hombre con impactos de bala. En San Luis Potosí, policías abatieron a cuatro presuntos criminales durante un enfrentamiento ocurrido alrededor de las 10:00 horas en el fraccionamiento Mayamil de la capital potosina. La Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del estado informó que el tiroteo inició luego de que policías estatales atendieron un reporte sobre la presencia de gente armada en una casa de seguridad en la calle Tikal. Los agentes fueron recibidos a balazos y repelieron la agresión con el apoyo de policías federales y militares, con un saldo de cuatro presuntos sicarios muertos y el decomiso de equipo táctico, armas cortas y largas, así como un vehículo. En Ciudad Victoria, Tamaulipas, efectivos del Ejército se enfrentaron con presuntos miembros de la delincuencia organizada. La refriega se registró desde las 18:30 horas sobre las calles 16 Anaya y Olivia Ramírez. Hombres armados que se desplazaban en tres vehículos, entre ellos un Jetta de reciente modelo, fueron perseguidos por los militares. Después del choque a tiros, siete presuntos delincuentes fueron ultimados. Otro enfrentamiento, éste en el municipio de Pánfilo Natera, en el sur de Zacatecas, dejó un saldo de un policía federal muerto, otro gravemente herido, tres presuntos sicarios abatidos así como un taxista muerto, víctima de una bala perdida. Los hechos se registraron aproximadamente a las 15:00 horas. Según el informe de la Policía Federal, un grupo de delincuentes atacó un convoy de efectivos federales cuando se disponía a realizar un operativo anticrimen en esa demarcación. Tras repeler la agresión, los policías abatieron a tres presuntos criminales y aseguraron tres vehículos blindados de modelo reciente, un fusil AR-15, otro AK-47, un lanzagranadas, municiones y equipo de radiocomunicación y cómputo. Tres delincuentes más quedaron detenidos. Entre los tres atacantes ultimados había una mujer. Además, un taxista que cruzaba por el sitio también murió al ser alcanzado por las balas y su acompañante resultó herido. En la carretera que va de Trancoso a Guadalupe, fueron localizados los cadáveres de cuatro jóvenes ejecutados con armas largas, presumiblemente como resultado de la pugna entre cárteles rivales. Por otra parte, fuentes militares y de la Secretaría de Seguridad Pública informaron que en la cabecera municipal de Jerez fueron “levantados” dos policías locales, mientras circulaban por la calle Alonso Ortega, de la colonia Guadalajara, cuyo paradero se desconoce. Lo mismo ocurrió con otros dos uniformados del municipio de Guadalupe. Asimismo en el norte del estado, en el municipio de Chalchihuites –límites con Durango–, un hombre fue ejecutado y su cadáver abandonado a un costado de la carretera que comunica a la localidad de Santa Teresa. En Monterrey, Nuevo León, un hombre y su hijo fueron asesinados a balazos la madrugada de este lunes cuando viajaban en su camioneta por calles de la colonia Pedreras de Apodaca. La esposa del joven, quien los acompañaba, resultó herida de gravedad. Un grupo armado perseguía la camioneta conducida por Raúl Alanís Saavedra; le dio alcance en Cartagena y Adelfas, donde el hombre perdió el control de la unidad. Los presuntos sicarios le dieron el tiro de gracia y luego asesinaron a su hijo, identificado como Raúl. La mujer quedó lesionada por varios disparos en el asiento trasero. En tanto, otra mujer fue encontrada muerta a balazos en la colonia La Estanzuela, al sur de Monterrey. La víctima, una joven de aproximadamente 20 años, estaba tirada en las calles Loma de los Pinos y Gigante, mientras que en Ciénega de Flores, 35 kilómetros al norte de la capital, un taxista fue asesinado de un balazo en la cabeza, cerca de la colonia Real del Sol. Un agente de la Policía Ministerial de Morelos fue asesinado a balazos la madrugada de este día en el interior del bar “La Mala Vida”, ubicado a la orilla de la carretera federal Cuernavaca-Tepoztlán. Los asesinos llegaron hasta el bar donde el funcionario se divertía y sin mediar palabra le dispararon con armas AK-47. En Cocotitlán, Estado de México, campesinos de la localidad descubrieron la mañana de este lunes los cuerpos de dos hombres maniatados, boca abajo y con disparos de bala. La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) indicó que las víctimas tenían entre 30 y 35 años. En el Distrito Federal, un intento de asalto a una camioneta de valores derivó en una balacera al interior de Galerías Plaza de las Estrellas con un saldo de dos delincuentes y un custodio muertos. De acuerdo con los reportes, los custodios de la unidad 4930 de la empresa Sepsa S.A. de C.V., fueron sorprendidos por los asaltantes cuando abastecían el cajero de una sucursal bancaria de la plaza, ubicada en Melchor Ocampo y Marina Nacional, colonia Verónica Anzures, delegación Miguel Hidalgo. En el exterior de la plaza quedó el cuerpo de un presunto delincuente y en el interior el de un custodio y otro presunto delincuente.

Comentarios