Tres Marías: SSP advierte que no tolerará actitudes contrarias a su "honorabilidad"

miércoles, 12 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que encabeza Genaro García Luna, refrendó este martes que colabora en tiempo y forma con la Procuraduría General de la República (PGR) para esclarecer el incidente en Tres Marías, Morelos, en que agentes federales abrieron fuego contra un vehículo diplomático, y sostuvo que, en su caso, se aplicarán las sanciones correspondientes. En un comunicado, la SSP destacó que no han sido ni serán “toleradas” actitudes contrarias a la “honorabilidad” de esta corporación; ello, después de que la PGR confirmó que agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y un elemento de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) sí fueron emboscados por policías federales. Este miércoles, La Jornada dio a conocer que, según cuatro grabaciones, una de ellas realizada con la cámara que portaba en el casco un elemento de la Semar, permitieron a la PGR reconstruir los hechos ocurridos el 24 de agosto anterior en la carretera federal México-Cuernavaca, además de corroborar que elementos de la Policía Federal (PF) violaron sus protocolos de actuación. De acuerdo con las grabaciones, desde vehículos particulares y a pie, unos 20 hombres vestidos de civil dispararon contra dos elementos de la CIA y un marino, sin que mediara agresión por parte de éstos y sin que representaran un riesgo para los integrantes de la SSP. Más aún, fuentes consultadas por el diario refirieron que la PGR indaga un presunto intento de homicidio y encubrimiento por parte de los altos mandos de la PF, porque no todos los elementos que atacaron el vehículo diplomático fueron presentados, aunque ya fueron identificados. De hecho, estas revelaciones también echan por tierra la versión difundida por la SSP, en el sentido de que sus agentes se encontraban investigando a una banda de secuestradores que operaba en el poblado morelense de Huitzilac. Luego de ello, la SSP agregó que, con base en el desarrollo y conclusión de las investigaciones, la PF emprenderá con determinación las “acciones correctivas” necesarias para que estos hechos no sucedan de nuevo. No obstante, en este nuevo comunicado la SSP queda nuevamente en entredicho: apenas el 2 de septiembre el jefe de la Unidad de Seguridad Regional de esa corporación, Luis Cárdenas Palomino, afirmó que sus policías investigaban un secuestro: “Lo que nosotros tenemos acreditado es qué es lo que hacían los elementos, exactamente en Tres Marías: era una investigación de secuestro que se había perpetrado horas antes a que los muchachos estuvieran ahí, a las ocho de la mañana”. Con ayuda de los habitantes del lugar, Proceso (en su edición 1870) trató de recrear lo más puntualmente posible la persecución registrada ese viernes 24 de agosto. Una de las visitas a la zona coincidió, incluso, con el rastreo que llevaban a cabo 20 peritos enviados por el gobierno de Estados Unidos. De acuerdo con lo publicado por el semanario en su edición del 2 de septiembre, la narración de los vecinos, acerca de que el vehículo diplomático fue acechado por tres unidades particulares, coincide con el comunicado emitido la tarde de ese viernes 24 por la embajada de Estados Unidos: “Esta mañana, dos miembros del personal del gobierno de Estados Unidos y un capitán de la Marina Armada de México se dirigían en un vehículo en una misión diplomática hacia una instalación de entrenamiento cuando fueron emboscados por un grupo de individuos”, señala en su primer párrafo. Posteriormente agrega: “El gobierno de México ha reconocido que miembros de la Policía Federal estuvieron involucrados y dispararon contra el vehículo de la Embajada de los Estados Unidos. El gobierno mexicano ha iniciado una investigación y detenido a miembros de la Policía Federal involucrados”. Sin embargo, tanto las historias contadas por los lugareños como la difundida por la embajada difieren de la versión de la SSP; la tarjeta informativa 1462/2012, fechada el mismo 24 de agosto, señala: “El día 24 se coordinó un operativo en los alrededores del poblado Tres Marías entre elementos de esta coordinación, quienes se encontraban en el kilómetro 52 de la carretera libre México-Cuernavaca, y de la Estación de Policía Tlalpan, quienes se encontraban desplegados en brechas del lugar, con la finalidad de dar con los agresores del director del Museo Nacional de Antropología e Historia, Salvador Vidal Flores Pérez, quien había sido secuestrado por tres personas armadas”. Agrega que en este punto, además de secuestros, se registra el robo de vehículos y de dinero a los usuarios de la carretera. “Aproximadamente a las 8:00 horas, al realizar patrullajes en el interior de la brecha que comunica con la comunidad de El Capulín, lugar en donde refieren las víctimas de eventos anteriores que han sido privadas de su libertad. En ese momento, elementos de la Estación Tlalpan lograron visualizar cuatro vehículos: Un Nissan Tsuru seguido de un Pointer rojo, detrás de estos dos transitaba una Toyota gris con placas diplomáticas BCM-242, y detrás de ella un Nissan Tsuru Blanco, por lo que elementos que conformaban este grupo se dan cuenta de que es el mismo modus operandi de las personas que despojan de su vehículos sobre la carretera federal y los privan de su libertad para ingresarlos a la brecha referida”. Prosigue: “Por lo tanto se les marcó el alto, a lo cual hicieron caso omiso e imprimieron velocidad, mientras la Toyota Gris emprende la huida sin importar que elementos de esta policía se encontraban frente a ellos, golpeando a su paso al oficial Ángel Mauricio Sotelo Martínez, por lo que inicia la persecución de dichos vehículos con dirección al poblado El Capulín, perdiendo de vista a los tres vehículos sedanes: (los dos Tsurus y el Pointer) tratando de darle alcance al vehículo Toyota, mismo que se dirigía hacia la carretera libre México-Cuernavaca, y es a la altura del kilómetro 51 de la mencionada carretera, en donde al tratar de detener al vehículo le disparan. “Derivado de lo anterior, el grupo de elementos de esta Coordinación Estatal de Morelos, que se encontraban en el kilómetro 52, se traslada al lugar para brindar apoyo, encontrando a personal de la PF-Tlalpan, así como a un vehículo Toyota gris y en su interior a los tripulantes de nombre Stand Daver Ross (sic), de 62 años de edad; Coess Hobss (sic), de 49, ambos de la misma nacionalidad estadunidense, así como a Fabián Molina Yera, mexicano (marino). Mismos que fueron trasladados a bordo de dos carros radio patrulla hasta el Punto de Atención Carretero, ubicado en el kilómetro 52, en donde ya los esperaban dos ambulancias: la R12 de Semar y la 17SM de la ERUM, para ser internados en el hospital Inovamed de la ciudad de Cuernavaca, Morelos”, concluye.  

Comentarios