Buscan a ocho trabajadores desaparecidos por explosión en planta de Pemex

viernes, 21 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El silencio de la paraestatal Petróleos Mexicanos sobre los trabajadores desaparecidos tras el accidente en su planta de Reynosa, Tamaulipas, fue roto este viernes por familiares de al menos ocho obreros que no aparecen registrados ni en hospitales ni en la morgue. Bajo el lema "No se den por vencidos, Tamaulipas no se rinde", anunciaron que solicitarán a las autoridades de Pemex, Procuraduría General de la República (PGR) y gobiernos estatal y local que continúen la búsqueda de Eduardo Pachuca Rojo, Bruno Ulises Avendaño, Víctor Chávez Márquez, Héctor Javier Ramírez, Ulises Ríos, Manuel Homero de la Fuente, Francisco Javier Hernández y José Luis Ávila, cuyo paradero se desconoce desde la explosión registrada el pasado martes 18, que dejó un saldo de 30 muertos y 42 lesionados, de los cuales siguen hospitalizados 18. De acuerdo con la paraestatal, cuatro de sus trabajadores continúan recibiendo atención médica, mientras que en la clínica 15 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) permanecen 10 empleados de empresas contratistas y cuatro más que son atendidos en nosocomios de la ciudad de Monterrey, Nuevo León. La tarde de este viernes fue dada de alta Guadalupe Mendiola Barbosa, una de las trabajadoras que resultó lesionada en la explosión del Centro Receptor de Gas y Condensados. Ayer, Carlos Morales Gil, director general de Pemex Exploración y Producción, aseguró que no había desaparecidos, que únicamente faltaban cuerpos por identificar. “No hay personas desaparecidas, es un término que se usó debido a que hay personas cuyos cuerpos no han sido identificados y no se pueden dar como fallecidos desde el punto de vista legal. Su identificación es un proceso muy delicado, por eso se dan como desaparecidos”, declaró a Milenio Televisión. A través de su cuenta de Twitter, Pemex informó que, en coordinación con la PGR, instaló un módulo de atención a familiares de los trabajadores fallecidos que hasta el momento suman 30. “El módulo se ubica en las instalaciones de la PGR en el kilómetro 211 (+500 metros) carretera Reynosa-Monterrey, colonia Lomas Real de Jarachina”, precisó. Tras la explosión, las oficinas de la PGR en Reynosa reciben diariamente más de 300 personas que buscan algún familiar. También en el Servicio Médico Forense, la presidencia municipal y la sede de Protección Civil se concentran cada día decenas de personas que recurren en busca de una respuesta sobre sus familiares que aún no han sido localizados. Este viernes, Everardo Villarreal Salinas, presidente municipal de Reynosa, señaló que la explosión que se generó en el Centro Receptor de Gas y Condensados de Pemex Exploración y Producción en Reynosa es una gran tragedia como pocas se han visto. “Es muy lamentable lo que sucedió, y tan es así que es una de las perores tragedias que ha sucedido a nivel mundial. Qué lastima que ha sucedido en nuestro país y qué lastima que ha sucedido en Reynosa”, manifestó en entrevista. Al respecto, el líder del Sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps, pidió ayer no maximizar la explosión en las instalaciones de Pemex en Reynosa. "La tenemos, pero laboramos en una empresa de riesgos, de eso estamos conscientes todos. Esa es una instalación reciente, mantenida, o sea, no tenemos porque maximizar un evento que no lo merece, no, vamos a esperar a que las autoridades hagan el peritaje correspondiente y den a conocer cuál fue la causa", declaró el también senador de la República por el PRI.

Comentarios