Ante secuestro de migrantes, autoridades "son incompetentes y hasta cómplices", acusan

martes, 25 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La organización México Unido contra la Delincuencia (MUCD) reveló hoy que a pesar de que la magnitud de los secuestros de inmigrantes en México ha ocasionado una “crisis humanitaria”, las autoridades federales y estatales son incompetentes, negligentes, opacas, indiferentes y hasta cómplices de este problema. En conferencia de prensa en la que presentó las respuestas a las solicitudes de información que sobre el tema la organización hizo a la PGR, la Secretaría de Seguridad Pública, la Policía Federal, el Instituto Nacional de Migración, así como a las siete entidades donde ocurre el mayor número de secuestros (Oaxaca, Puebla, Sonora, Tamaulipas, Tabasco, Veracruz y Chiapas), MUCD señaló que todos salieron reprobados en sus respuestas por evasivas, faltas de transparencia y hasta mentirosas. Por esa razón, el vocero de la organización, Juan Francisco Torres Landa, hizo un llamado al próximo presidente, Enrique Peña Nieto, a que tome cartas para evitar que al menos 20 mil secuestros de inmigrantes extranjeros ocurran cada semestre, y señaló que el actual gobierno no puede “simplemente tirar la toalla”. Destacó que se requiere que los ministerios públicos realmente consignen las denuncias, que los cuerpos policiacos y autoridades migratorias sean depurados, que se siga una estrategia distinta para cuidar a la gente que cruza el país. MUCD tomó la cifra aportada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que estima que entre 2009 y 2010, al menos 22 mil inmigrantes fueron víctimas de secuestro, y sus rescates aportaron ganancias a los grupos de delincuencia organizada de 25 millones de dólares. En Veracruz y Tabasco se cometió la mitad de dichos secuestros. Los migrantes mexicanos y extranjeros son secuestrados 70% más que un ciudadano asentado en un mismo lugar. “La credibilidad de las instituciones del país está en entredicho. México es como una jungla donde no existe el respeto a los derechos humanos de quienes transitan por el país, y que corren el riesgo de perder la vida. Esta es la imagen ante la comunidad internacional”, dijo Torres Landa. En el acto estuvo presente Mauricio Farah, el exvisitador de la CNDH encargado del estudio sobre los abusos que sufren los migrantes, quien señaló que el ejercicio de MUCD es una evidencia incontrovertible de que las autoridades “no ven lo que ocurre, no lo registran, no lo atienden” y sienten que no les compete. También señaló que el INM es disfuncional porque no asume su papel de institución especializada en la migración, consiente la corrupción en los trámites, emplea a agentes abusivos que violan derechos humanos y, algunos, incluso están involucrados con el crimen organizado, además de que no es transparente en su operación ni en su proceso de depuración de los malos elementos. Indicó que en testimonios recabados por él, unos migrantes secuestrados señalaban que sus captores fueron agentes de Migración que llamaban a los narcotraficantes y dijeron: “Ya tenemos la mercancía”.

Comentarios