Buscan destrabar conflicto en la UACM

jueves, 6 de septiembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Esther Orozco, convocó a los integrantes del consejo no impugnados a una reunión de trabajo en el plantel de Cuautepec, en un intento por destrabar el conflicto en ese centro de estudios. Según el secretario general de la universidad, Jesús Fandiño Armas, el encuentro se llevará cabo este viernes a las siete de la noche. Profesores del Foro Académico de la UACM, responsabilizan a la rectora Esther Orozco de la crisis que atraviesa la universidad, debido a que el proceso de elección del Consejo Universitario no estuvo apegado a la reglamentación. En la misiva, el secretario General de la UACM insiste en que el diálogo es el mecanismo fundamental que tienen los universitarios para resolver sus conflictos y discrepancias. Subraya que a raíz del cierre de planteles han propuesto en varias ocasiones instalar una mesa de trabajo con las personas que mantienen tomadas las instalaciones universitarias, invitación que reitera en la misiva a fin de “lograr la apertura de las instalaciones y el restablecimiento de mejores condiciones para la convivencia universitaria”. En respuesta, los inconformes manifestaron que están dispuestos a iniciar el diálogo, pero convocaron a la rectoría a que respondan al llamado de los consejeros “con hechos y no con declaraciones vagas”, como primer paso para la instalación “inmediata, legal y legítima” del tercer consejo universitario. Los profesores agrupados en el llamado Foro Académico, calificaron como “legítima” la huelga que grupos de estudiantes mantienen en algunos campus de la institución y consideraron que el diálogo es la única vía para solucionar el conflicto, del que responsabilizaron a la rectora. En conferencia de prensa, los maestros recordaron que el conflicto detonó el pasado 28 de agosto con la toma del plantel Del Valle, donde se encuentra la rectoría de la UACM, debido a que los alumnos exigían el reconocimiento de ocho consejeros universitarios electos, a quienes el Colegio Electoral universitario negó el nombramiento. El pasado lunes 3, el paro se extendió a los planteles del Centro Histórico y San Lorenzo Tezonco; el miércoles pasado se extendió al de Cuautepec, pero estudiantes opositores a la huelga retomaron el control de las instalaciones. Este jueves, como parte de las protestas, personal administrativo, técnico y manual de la UACM realizaron una “intervención aérea” en el plantel Eugenia, ubicada en División del Norte y Eje 5 en la delegación Benito Juárez, lanzando decenas de aviones y globos de papel en los que escribieron mensajes como “exigimos la instalación de los 55 consejeros electos”. De acuerdo con Francisco Hernández, trabajador administrativo de la UACM realizaron esa acción para apoyar a los estudiantes y trabajadores que exigen transparencia en las elecciones internas de la institución. Por otra parte, los estudiantes del Consejo Estudiantil de Lucha que mantenían un paro de labores en el plantel Casa Libertad, en Iztapalapa, anunciaron que se retiraron del plantel por el “ambiente de inseguridad que se vive en la zona”. Esto a raíz de los rumores que surgieron en las redes sociales sobre supuestas balaceras, cierre de negocios y presencia de grupos armados en esa delegación, colindante con el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, donde se desató una psicosis colectiva a raíz de un enfrentamiento entre miembros de Antorcha Campesina y de la Asociación de Mototaxis. “Retiramos el paro que teníamos en la zona administrativa, el registro escolar y el auditorio del plantel porque no queremos exponer a los compañeros que integramos el Consejo Estudiantil. Existen rumores de que hay mucha violencia en los alrededores y en municipios cercanos” explicó José Luis Villanueva, uno de los estudiantes inconformes que participaba en el paro. Señaló que la puerta que protegía a la institución, a un Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) y las instalaciones del Instituto de Educación Media Superior fue retirada por órdenes de la rectora de la UACM, Esther Orozco y al no haber seguridad, decidieron retirarse. Comentó que amigos cercanos y en redes sociales, les dijeron que integrantes del cartel de La Familia pretendían atacar la zona y por eso los 60 alumnos que permanecían ahí decidieron moverse al plantel Del Valle.

Comentarios