Director de Los Legionarios será sometido a quimioterapia

jueves, 10 de enero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- El director general de los Legionarios de Cristo, Álvaro Corcuera, será sometido a un tratamiento de radio y quimioterapia durante seis semanas, luego de que los médicos detectaron que el tumor que se le extirpó del cerebro resultó ser un glioma maligno, de cuarto grado. En un comunicado, la congregación informó que el prelado salió este jueves de la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida, Estados Unidos, donde el pasado viernes 4 fue sometido a una intervención quirúrgica, y que dentro de dos semanas comenzará el tratamiento radiológico. El texto detalla que en un postoperatorio se comprobó que “ninguna de las facultades” de Corcuera “estaba afectada de manera permanente, reconocía a todas las personas, volvió a caminar sin necesidad de apoyo y a conversar”. Según los médicos, se detectaron algunos daños en la vista que, dijeron, se irían corrigiendo paulatinamente. El pasado 9 de octubre, el sacerdote informó a los Legionarios de Cristo y miembros del Regnum Christi que había solicitado un periodo de descanso al delegado pontificio, cardenal Velasio De Paolis, porque no contaba con la salud necesaria para afrontar de manera responsable las exigencias del gobierno general. “Se pensaba entonces que los problemas de salud eran consecuencia de estos años especialmente marcados por situaciones difíciles, tensiones y sufrimientos, pero el 30 de diciembre le fue descubierto un tumor en el cerebro al tener que ser ingresado en el Hospital Saint Francis (Hartford, Connecticut)”, en Estados Unidos, debido a fuertes dolores de cabeza, según el comunicado. El tumor que le fue extirpado en la Clínica Mayo, a donde fue trasladado el miércoles 2, estaba bien definido y sin metástasis, pero se confirmó que era maligno, subraya. El director general de Los Legionarios de Cristo –congregación fundada en 1941 por Marcial Maciel, quien fue condenado por Benedicto XVI por sus “gravísimos e inmorales” comportamientos– “ha recibido las noticias con entereza y serenidad” y ha ofrecido “sus dolores por la Iglesia, el Papa, el Regnum Christi y la Legión”, puntualiza el texto. El glioma que le fue extirpado al sacerdote es un tipo de neoplasia (masa anormal de tejido) que se produce en el cerebro o en la médula espinal, y son clasificados de acuerdo a su grado, determinado por la evaluación patológica del tumor. Los de bajo grado son gliomas bien diferenciados, son benignos y auguran un mejor pronóstico para el paciente, mientras que los de alto grado son gliomas indiferenciados, son malignos y tienen un peor pronóstico. Entre los numerosos sistemas de clasificación, el más común es el sistema de clasificación de astrocitoma (neoplasias intracraneales primarios del sistema nervioso central) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que asigna una calificación de uno (menos agresivo) a cuatro (más agresivo).  

Comentarios