Ofrece Segob base de datos de desaparecidos y línea de atención a víctimas

viernes, 11 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En su primer encuentro con familiares de personas desaparecidas el sexenio pasado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se comprometió a instalar una línea directa atendida por funcionarios involucrados con los casos para que las familias puedan consultar dudas, denunciar negligencias de funcionarios o pedir informes sobre las investigaciones. También se comprometió a hablar con los gobernadores de todos los estados donde hubiera ocurrido una desaparición y con los procuradores estatales para supervisar que se avancen en las indagatorias del paradero de las víctimas. Anunció que llevará un seguimiento de cada una de las personas asesinadas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto para que sus muestras genéticas puedan ser contrastadas con las que han proporcionado las familias que denunciaron alguna desaparición, y, por lo mismo, reconoció la necesidad de crear una base de datos con todos los casos. Ante más de 50 personas provenientes de varios estados del país, el encargado de la política interior del país, acompañado por la subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Lía Limón, aseguró que no tendrán que esperar otro sexenio para que el gobierno comience a trabajar y para ver los resultados, en alusión a los reclamos contra el gobierno anterior. “Siento mucho lo que les ocurre”, dijo en varias ocasiones, según expresaron algunos de los asistentes consultados. La reunión se realizó en un salón del Hotel Hyatt de Polanco, a donde las víctimas fueron llevadas en autobuses desde la Secretaría de Gobernación. Nunca les revelaron el paradero hasta que estuvieron adentro. “La reunión no fue en Gobernación, nos estuvieron paseando por varios lados, hubo total hermetismo y no supimos a dónde nos llevaban hasta que nos bajamos”, confió una de las asistentes. El encuentro duró más de cuatro horas. Durante las distintas intervenciones, los padres y madres de familia le pidieron que muestre su voluntad resolviendo uno solo de los casos en un plazo de 15 días, otros solicitaron la creación de una subprocuraduría que se dedique a investigar las desapariciones o de una fiscalía, otros que coordine bien a las policías o que cree un grupo especial de búsqueda. Osorio Chong respondió que analizaría las propuestas para saber a qué puede comprometerse. Varias de las personas que expusieron los casos de sus familiares señalaron su cansancio porque durante el sexenio anterior los funcionarios de las distintas dependencias los hicieron exponer sus casos varias veces, también le pidieron que los atendiera como ser humano y los buscara como si fueran sus familiares, y muchos de ellos denunciaron que, a pesar de que surtieron pistas al ministerio público asignado a su caso (pistas que ellos mismos investigaron), las autoridades no les hicieron caso. En el encuentro estuvieron presentes integrantes de organizaciones como Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (Fundec-Fundem), el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y organizaciones de jornaleros migrantes y de migrantes centroamericanos que comparten la misma problemática. También acudieron varios abogados que representan a víctimas organizadas y asesores especialistas en desapariciones. Las familias acomodaron mantas con fotografías de las personas desaparecidas por todo el salón. Trascendió que sostendrán una reunión aparte con el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam. La fecha está por confirmarse. Proceso y The Washington Post han publicado que existe un registro, elaborado por funcionarios de la PGR durante el sexenio anterior que registra 25 mil denuncias por desaparición. Algunas organizaciones sociales han señalado que existe un subregistro en algunas entidades.

Comentarios