Propone Duarte endurecer penas por secuestro exprés

martes, 15 de enero de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- El gobernador Javier Duarte entregó al Congreso local una iniciativa para reformar el artículo 163 Bis del Código Penal del estado que plantea endurecer las penas a la privación de libertad en su modalidad de secuestro exprés, así como adicionar la modalidad de detención en calidad de rehén. La iniciativa turnada a la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales tiene su origen en la gran cantidad de secuestros que ocurrieron en el 2012 en la entidad, sobre todo en el sur, como lo consignó la VI Región Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en sus reportes estadísticos. De acuerdo con la propuesta del mandatario, las sanciones penales y económicas serían de 20 a 40 años de prisión y multa de 500 a dos mil días de salario mínimo por los delitos de robo, extorsión y secuestro exprés para obtener algún beneficio económico. En sesión ordinaria del Congreso local se dio lectura a la iniciativa, en cuyo apartado se plantea homologar la pena con la que se sanciona la comisión delictiva y especificar los casos en que se retiene en calidad de rehén, a fin de darle mayor certeza jurídica a la legislación penal del estado. En la exposición de motivos, Duarte de Ochoa vanagloria el operativo Veracruz Seguro y su coordinación con las fuerzas federales: “Hemos combatido exitosamente la delincuencia en nuestro estado, lo cual ha ido aunado en coordinación con las instancias federales, derivado de ello, se observa la necesidad de estudiar las figuras delictivas que se presentan notoriamente en el país y accionar las estrategias operativas e inteligentes, que permitan prevenir la realización de las mismas en nuestra entidad.” Si el pleno del Congreso local aprueba esta iniciativa de Duarte de Ochoa, el artículo 163 Bis del Código Penal de Veracruz quedaría de la siguiente manera: “Comete el delito de privación de la libertad en su modalidad de secuestro exprés, el que disponga de otro reteniéndolo sin su consentimiento el tiempo estrictamente indispensable para cometer los delitos de robo, extorsión, o para obtener algún beneficio económico.” Además: “La pena contemplada en el párrafo que antecede, se le impondrá a quien realice la privación de la libertad a través de una detención en calidad de rehén a una persona amenazándola con privarla de la vida o con  causarle daño, para obligar a sus familiares o a un particular a que realice o deje de realizar un acto cualquiera”. En esta misma sesión del Congreso local se turnó a comisiones la iniciativa que reforma los artículo 269 y 314 del Código Penal del estado, presentada por el diputado del PRI, José Murad Loutfe Hetty, quien propuso elevar las sanciones a quienes quebranten los derechos y atenten contra la seguridad de los medios de transporte y de las vías de comunicación. Las modificaciones incluirán penas de dos a 20 años de prisión, multa hasta de 500 días de salario mínimo y suspensión de derechos políticos hasta por tres años “a quien realice bloqueos carreteros, manifestaciones y atentados contra los servicios públicos”. La iniciativa del diputado Loutfe Hetty, que podría ser dictaminada en el último periodo ordinario de la actual Legislatura, también prevé los delitos de sabotaje, y plantea multas hasta de 500 salarios mínimos en  lugar de 150, como establece actualmente el Código Penal. En Veracruz, son constantes las tomas de oficinas públicas y bloqueos carreteros y manifestaciones en el Palacio de Gobierno, en donde organizaciones campesinas, sindicatos de maestros y otras asociaciones exigen el cumplimiento de obras prometidas, proyectos productivos, entre otras prebendas prometidas por el gobierno. Esta protesta fue interpretada por diputados de oposición y por la opinión pública, como un intento de la bancada del PRI de inhibir el cúmulo de manifestaciones y protestas que a diario se enfrenta el gobierno de Javier Duarte a lo ancho y largo del territorio veracruzano.

Comentarios