Chocan sicarios y policías en Durango; un delincuente abatido y tres detenidos

miércoles, 16 de enero de 2013
DURANGO, Dgo. (proceso.com.mx).- Un grupo de presuntos delincuentes se enfrentó la noche del martes con elementos de corporaciones policiacas locales y federales en los municipios laguneros de Lerdo y Gómez Palacio; el saldo es de un sicario muerto y tres más detenidos, de acuerdo al reporte oficial. El informe indica que agentes estatales, del Ejército y Policía Federal, recorrían los límites de ambas demarcaciones cuando hombres que viajaban en un vehículo Nissan tipo Tiida, color arena, comenzaron a dispararles, lo que inició el intercambio de disparos. Tras el ataque, inició una persecución que se extendió por más de 30 kilómetros hacia el suroeste, hasta llegar a la caseta de cobro León Guzmán en la autopista Gómez Palacio-Durango. A unos metros de esta, el vehículo en que viajaban los agresores volcó; los presuntos delincuentes alcanzaron a bajar e intentaron escapar a pie, al tiempo que seguían disparando contras las autoridades; sin embargo no lo lograron. En el sitio quedó sin vida Jorge Luis Carreón Lozoya, de 23 años de edad. Murió, según el forense, a causa de la hemorragia que le provocaron las heridas de bala que sufrió. Los detenidos fueron identificados como Luis Enrique Alonso Mejía alias “El Negrito”, de 19 años de edad; William David Pineda Puentes, de 21 años; y Daniel Omar Navarro Muñiz, de 30 años. Todos tenían su domicilio en La Laguna, región conurbada que forman los antes referidos municipios de Durango y Torreón, en Coahuila. Los policías y militares decomisaron un arma larga calibre 7.62x39, tipo “cuerno de chivo”; el cargador estaba abastecido con 30 cartuchos útiles; también despojaron a los sicarios de una pistola calibre 9 mm., aún con siete balas listas para dispararse. El incidente ocurrió mientras las ciudades de Lerdo y Gómez Palacio se encuentran sin vigilancia de los policías municipales, que fueron enviados a un campo de adiestramiento militar. Su ausencia desató una ola de asaltos y asesinatos, que desde el pasado viernes han provocado al menos seis robos a instituciones bancarias, la ejecución de tres trabajadores de la Fiscalía del Estado y el plagio de tres inspectores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que fueron encontrados muertos el martes 15 en Torreón.

Comentarios