Constructores pagan "diezmo" al crimen organizado, denuncia la CMIC

jueves, 17 de enero de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) denunció que “un sinnúmero de constructores” tienen que pagar “el derecho de piso” o “diezmo” a la delincuencia organizada para que los dejen trabajar. Luis Zárate Rocha, presidente del organismo, dijo que el “diezmo” que ellos pagan al crimen organizado les ocasiona un costo extra en las obras que se hacen a lo largo y ancho del país, mismo que no hay forma de justificarlo o endosarlo en el ramo de la construcción. “Es un tema que tratamos de ver con las autoridades, es un sobrecosto que no se reconoce, es un tema delicado, pero son exigencias que nos hacen grupos ilegales, básicamente; nos dicen que hay un ‘derecho de piso’”, explicó el empresario. Zárate Rocha explicó que sistemáticamente distintos grupos de la delincuencia organizada extorsionan a los empresarios de la industria de la construcción para obtener recursos y así dejarlos trabajar. “La delincuencia lo hace de forma frecuente en la industria, desde las tienditas chiquitas, medianas y grandes, este problema nos da incertidumbre, obras que se detienen, nos roban materiales, hay amenazas y se da en todo el país”, explicó. Sin querer ahondar en qué regiones de las 32 entidades federativas se da con mayor frecuencia este delito, Luis Zarate puso de ejemplo el nivel de seguridad que hoy se respira en el estado de Baja California Norte. “En Tijuana ya no hay delincuencia, ya no lo hay, como estaba antes, yo creo que hay que tirarle a eso”, expresó. Zarate Rocha afirmó que el hostigamiento de la delincuencia hacia los empresarios de la construcción muchas veces deriva en una incertidumbre tal que se retrasan obras o éstas no se concluyen.

Comentarios