Consuma Peña Nieto imposición en Inmujeres; designa a Lorena Cruz Sánchez

jueves, 17 de enero de 2013
MÉXICO, DF, 17 enero (apro-cimac).- Como colofón de un proceso de selección opaco e inequitativo, el presidente Enrique Peña Nieto impuso a Lorena Cruz Sánchez como presidenta del Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres), en una ceremonia sin prensa y sin invitados especiales. En un escueto comunicado, la Presidencia de la República oficializó el nombramiento, luego de que el Ejecutivo firmó el decreto mediante el cual se designó a la exdirectora del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (Cemybs) del Estado de México como presidenta del Inmujeres. Horas antes de que Los Pinos publicara la decisión del Ejecutivo, activistas por los derechos femeninos se enteraron de que la designación presidencial se había concretado por la mañana, en un acto al que no se convocó a la prensa, en contraste con recientes nombramientos realizados por el Ejecutivo. Ante lo que parecía un rumor, buscó a la secretaria técnica del Inmujeres, María Luisa Obeso, para confirmar la versión, pero la funcionaria dijo no tener información al respecto. Una vez oficializado el nombramiento y hasta el cierre de esta edición, el organismo no había precisado a partir de que fecha Lorena Cruz asumirá el cargo. En declaraciones a esta agencia, Daphtne Cuevas, integrante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, calificó de “gravísimo” el modo en que se dio la designación. Es, dijo, una muestra más del menosprecio del gobierno federal por las políticas de igualdad y los derechos de las mujeres. Cuevas lamentó que Peña Nieto cumpliera su propósito de imponer a una mujer que no cubre el perfil para dirigir la institución, como se denunció desde diciembre pasado, cuando la Junta de Gobierno del Inmujeres simuló un proceso para definir una terna de aspirantes. Desde un principio, añadió, la extitular del Cemybs fue “la candidata” del Ejecutivo, cuya postulación impulsó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. No obstante, advirtió que las organizaciones civiles y del movimiento feminista estarán muy pendientes de la labor de Cruz Sánchez, a fin de que se cumplan los acuerdos internacionales signados por México y se asuma la agenda de los derechos de las mujeres. Hoy por hoy, advirtió la activista, el gobierno federal tiene una lectura limitada del significado y dimensión de las políticas públicas en materia de igualdad de género. Focos rojos Aidé García, integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), expresó su preocupación por la visión que tendrá el Inmujeres con la llegada de una funcionaria que, como directora del Cemybs, se opuso a decretar la Alerta de Violencia de Género (AVG) en el Estado de México, por considerar que era un “acto político” contrario al entonces gobernador y aspirante a la Presidencia, Enrique Peña Nieto. En diciembre de 2010, ante el creciente número de feminicidios en territorio mexiquense, el OCNF y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos solicitaron una declaratoria de AVG en la entidad, donde 922 mujeres perdieron la vida de enero de 2005 a agosto de 2010. En la reunión del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, realizada el 11 de enero de 2011, Cruz Sánchez afirmó: “No estamos negando que hay violencia en el Estado de México, simplemente consideramos que no hay aspectos jurídicos que permitan la investigación”. De acuerdo con Claudia Cruz, una de las consejeras del Inmujeres que participó en el proceso de selección de la terna, el desempeño de Lorena Cruz en el Estado de México “no fue el mejor, por lo que espero –dijo– que a nivel nacional no haya el mismo desdén en temas cruciales como la violencia y los asesinatos de mujeres”. Indicó que para evitar que la igualdad de género se convierta en una política asistencialista, es necesario que el equipo cercano a la nueva titular tenga capacidad y experiencia en el tema para colocar a la institución en el primer plano de la política nacional. Por separado, la académica y feminista Alicia Elena Pérez Duarte señaló que en el proceso de relevo del Inmujeres prevaleció “una sordera a la voz de quienes hemos trabajado e impulsado la construcción del instituto”. “No veo que las cosas puedan cambiar, y los resultados ahí están. Iremos viendo qué más se puede hacer para intentar que la institución realmente aterrice en beneficio de las mujeres”, resumió una de las pioneras del Programa Nacional de la Mujer de 1995 y de la Comisión Nacional de la Mujer, en 1998. Sin protocolo En el comunicado de apenas cuatro párrafos que emitió la Presidencia de la República para dar a conocer la designación, se explica que de acuerdo con el artículo 17 de la Ley del Inmujeres, Peña Nieto seleccionó a Lorena Cruz Sánchez a partir de una terna integrada por consenso de la Junta de Gobierno del organismo. Agrega que la nueva presidenta –quien según su currículum saltó a la política cuando fue nombrada directora general del DIF mexiquense durante la gubernatura de Arturo Montiel (1999-2005)– es licenciada en Administración de Empresas y “cuenta con una amplia experiencia en la administración pública”. Hasta antes de su nombramiento, la ahora titular del Inmujeres se desempeñó como subsecretaria de Desarrollo Regional del Valle de Toluca.

Comentarios