Relevan a mandos castrenses en Baja California

miércoles, 2 de enero de 2013
MEXICALI, B.C. (apro).- Los generales Alfonso Duarte Múgica y Gilberto Landeros Briseño dejaron sus cargos como comandantes de la Segunda Región y la Segunda Zona Militar, respectivamente, con sedes en esta entidad. A pesar de que el gobernador bajacaliforniano, el panista Guadalupe Osuna, pidió en diciembre último al presidente Enrique Peña Nieto que permaneciera el general Duarte Múgica como mando único en la región, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) decidió cambiar de adscripción al militar que logró abatir los índices delictivos en el estado, sobre todo en Tijuana. Duarte Múgica sustituyó al general Sergio Aponte Polito en 2007, luego que este último hiciera pública una carta en la que reveló que funcionarios de la Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJ) y de distintas corporaciones policiacas tenían vínculos el crimen organizado. En 2010 se dio a conocer que Duarte llevó a cabo la investigación y que incluso él fue el que ordenó el cateo en la mansión del empresario priista, Jorge Hank Rhon, quien finalmente fue absuelto del delito de posesión de armas de uso reservado al Ejército y las Fuerzas Armadas. La Sedena informó que el general brigadier del Estado Mayor Presidencial, Gilberto Hernández Abreu, fue designado como comandante de la Segunda Región Militar, que comprende los estados de Baja California, Baja California Sur y Sonora. El general Hernández Abreu ocupó hasta el pasado 31 de diciembre la comandancia de la Quinta Región Militar que abarca los estados de Jalisco, Nayarit, Colima, Aguascalientes y Zacatecas.  

Comentarios