Cañeros toman y bloquean más de 50 ingenios en el país

lunes, 21 de enero de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- Molestos por la caída del precio del azúcar y por la importación inmoderada de alta fructosa, productores y organizaciones cañeras adheridos a las confederaciones nacionales Campesina (CNC) y de Propietarios Rurales (CNPR) tomaron y bloquearon más de 50 ingenios en 15 entidades del país. Al advertir que el paro podría prolongarse por más de una semana, los miles de campesinos señalaron que el cierre de ingenios se trata de una acción nacional para exigir frenar la caída del precio del azúcar y de paso pedir al gobierno federal que detenga la importación de alta fructosa. Daniel Pérez Valdés, presidente de la cenecista Unión Nacional de Productores de Caña (UNPC), detalló que integrantes de esa organización y de la CNPR emprendieron desde las siete de la mañana "la toma pacífica" de las bodegas, medida que mantendrán hasta que sus demandas sean atendidas. El líder de los productores destacó que iniciaron pláticas con funcionarios de la Secretaría de Agricultura y con representantes de los industriales para ver de qué manera se controla el precio interno del azúcar, con el objetivo de que no baje de 400 pesos el bulto. Los que se busca, sostuvo, es que se alcance un equilibrio y no resulte un problema el que se junten los inventarios de la zafra anterior y los excedentes de este ciclo que, acotó, rondarán las 6 millones de toneladas. Con ello, aclaró, se tendrían de 400 mil a 500 mil toneladas atrasadas que no se exportaron, de ahí la urgencia de que los industriales cumplan con la colocación del producto en el mercado externo. "Urge que regulemos el precio interno, que toda la industria se comprometa a exportar y que el gobierno pueda hacer valer una pignoración, o que de sus ingenios que administra, venda lo necesario y el resto almacene para evitar una sobreoferta en el mercado, eso podría ayudar mucho, eso pretendemos con la toma de las bodegas como medida de presión". Pérez Valdés explicó que debido a que la comercialización del azúcar la realizan solamente los ingenios, sin la participación de los proveedores de la caña, si ese endulzante se comercializa a precios por debajo del margen necesario para que los productores obtengan ingresos cuando menos para cubrir sus costos y así atender las necesidades más ingentes de las familias campesinas, entonces la agroindustria de la caña entrará en grave riesgo de cerrar sus fuentes de trabajo. El dirigente de la UNPC subrayó que de la producción de caña dependen, de manera directa, unos 450 mil empleos y 2 millones 500 mil fuentes laborales indirectas, lo que implica una dinámica difícil de afrontar. Ante esto, insistió, los abastecedores de caña decidieron realizar actividades de supervisión hasta en tanto el comportamiento de los precios en el mercado se ordenen para no afectar la de por sí precaria economía de las familias de unos 165 mil cañeros dedicados a esta actividad en 15 entidades del país. En Veracruz, en los municipios de Coatepec, Potrero, Cuautlapan y Córdoba, entre otros, desde temprana hora los cañeros se movilizaron para que el gobierno federal obligue o coaccione al sector industrial a sacar del mercado los excedentes de la producción. Con mantas de “Productores de caña iniciamos la toma de bodegas hasta tener un mejor precio”, los campesinos se apersonaron en cada una de las bodegas de los ingenios azucareros veracruzanos. En rueda de prensa realizada en el puerto de Veracruz, Luis Antonio Méndez Gamboa, presidente de la CNPR, exhortó a las secretarías de Agricultura y de Hacienda a promover una regulación clara y favorecedora del mercado nacional para los excedentes del endulzante. El dirigente de los productores exigió a la nueva administración federal establecer de forma apremiante una regulación en los precios para evitar un desplome mayor de la industria azucarera, lo cual repercute negativamente en el país, pero sobre todo en Veracruz. Por separado, el líder estatal de la CNPR, Ángel Gómez Tapia, reprochó que las importaciones de azúcar y jarabe de maíz autorizados por la Secretaría de Economía en el sexenio de Felipe Calderón ascendieron a 2 millones de toneladas, lo que saturó el mercado del endulzante en México, acusó. “Por eso, con estas protestas buscamos mejorar el precio de la tonelada de azúcar, la cual se ubica en poco más de 8 mil pesos y el bulto apenas en 300 pesos, cuando debería costar por lo menos 400 pesos”, acotó. En Potrero, en el ingenio San Miguelito, se quejaron de que debido a las malas políticas federales desde hace meses se está malbaratando la tonelada de azúcar en 6 mil 500 pesos, cuando lo ideal sería venderla por encima de los 8 mil pesos. El principal ingenio exportador a Estados Unidos en el estado de Veracruz, el de San Nicolás en Cuichapa, también fue paralizado, pese a que año con año tiene una producción de 25 mil toneladas y, un bloqueo en sus bodegas, afecta severamente la producción nacional. Una situación similar se registró en el estado de Morelos, donde cañeros del ingenio de Emiliano Zapata, en el municipio de Zacatepec, tomaron desde las seis de la mañana las bodegas de azúcar para obligar a las autoridades a exportar el producto. Aristeo Rodríguez, dirigente de los cañeros morelenses, confirmó que esta acción que se realiza en los 54 ingenios del país es para que saquen esa azúcar del país, y con el fin de que a escala nacional no se siga bajando el precio del dulce. En Tepic, cañeros de los dos ingenios han bloqueado las entradas y salidas de las bodegas de azúcar en una acción que tiende más a provocar el desabasto del producto en el mercado local, nacional y extranjero, así como a presionar a que aquél se encarezca. El dirigente local cañero Manuel García Nolasco comentó que el precio del azúcar el año pasado fue de 772.76 pesos la tonelada para el productor y hasta el día de ayer se las estaban pagando en 470 pesos. Durante las acciones, los cañeros extendieron mantas blancas con letras negras donde consignan el porqué del bloqueo e instalaron toldos, mesas y sillas para vigilar las bodegas azucareras. Y en Campeche, integrantes de la Unión de Productores Cañeros tomaron esta mañana las bodegas de azúcar del ingenio La Joya, ubicado en el municipio de Champotón, en protesta por el desplome en el precio del producto.

Comentarios