Se repliegan civiles armados en Guerrero; fuerzas federales asumen seguridad

miércoles, 23 de enero de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Ante la advertencia de que el narcotráfico pretende retomar el corredor de la Costa Chica que conecta con la región Centro, donde desde hace tres semanas se instalaron retenes de ciudadanos armados, el movimiento de autodefensa del municipio de Ayutla de los Libres acordó ceder las funciones de vigilancia sobre la carretera al Ejército, la Marina y la Policía Federal. No obstante, los habitantes del municipio de Tecoanapa decidieron mantener los puestos de vigilancia en las entradas de la cabecera municipal y tres de los principales poblados, informaron integrantes del grupo de civiles armados de este lugar. Mientras que los indígenas nahuas del municipio de Tixtla de Guerrero, ubicado en la región Centro, mantienen los retenes en los poblados de Atliaca y Ahuehuepan, incluso extendieron la vigilancia ciudadana hacia el crucero de Apango, sobre la carretera Tixtla-Chilapa. Ello, luego de que las autoridades no cumplieron con el compromiso de entregar las dos patrullas que prometieron a través de una minuta firmada ayer durante una reunión con los pobladores, informaron ciudadanos que participan en el movimiento. En tanto que en la zona norte, los pobladores de los municipios de Iguala y Teloloapan, se replegaron a sus comunidades, luego de que el Ejército instaló un puesto de revisión sobre la carretera que conecta con la región de Tierra Caliente a la altura del poblado de Ahuhuepan. Tras el repliegue de los civiles armados en Ayutla de los Libres y la zona norte, el gobierno estatal difundió la versión de que las autoridades gubernamentales, a través del Ejército, la Marina y la Policía Federal, habrían retomado el control de las zonas donde se conformaron movimientos de civiles armados para confrontar directamente a la delincuencia. Al respecto, integrantes del Movimiento Ciudadano contra la Delincuencia, de Ayutla, informaron a Apro que dejaron a las fuerzas federales la vigilancia de la carretera, pero ellos seguirán recorriendo las colonias. También, acordaron que no presentarán ante las autoridades gubernamentales a las personas que mantienen retenidas por sus presuntos nexos con las bandas delincuenciales que operan en la zona. Sobre este tema, los ciudadanos consultados indicaron que en un principio sumaban 44 los civiles retenidos por la Policía Comunitaria, pero que han liberado a algunos de los inculpados tras “comprobar” que su grado de responsabilidad en las actividades delincuenciales no ameritaba sancionarlos mediante el esquema de reeducación que se implementa en algunas comunidades de la región de Costa Chica. Por su parte, los civiles armados del municipio de Tecoanapa, informaron que decidieron retirar los retenes sobre la carretera, ya que autoridades castrenses les informaron que recabaron datos donde se advierte “sobre una ofensiva del narco” en contra de los pobladores  de esta franja de la Costa Chica. Pero decidieron mantener la vigilancia ciudadana en las entradas de tres poblaciones de este municipio y la cabecera municipal. Ante la escalada de movimientos de autodefensa armada en tres puntos de la entidad, las autoridades gubernamentales acordaron enviar soldados, marinos y policías estatales y federales a con el propósito de retomar el control de las zonas en conflicto. Sin embargo, hasta el momento los grupos de ciudadanos armados continúan operando bajo el argumento que se van a retirar hasta que expulsen en definitiva a los delincuentes y el gobierno garantice la seguridad plenamente.

Comentarios