Hallan muertos en aguas del Pacífico a otros tres náufragos; van cinco

jueves, 24 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La esperanza que albergaban familiares y compañeros de los pescadores desaparecidos en aguas del Pacífico, de encontrarlos con vida, se esfumó este martes al recibir la noticia de que los cadáveres de tres de ellos fueron hallados flotando en el mar, con lo que suman ya cinco las víctimas del naufragio. Del sexto tripulante que viajaba en el barco “San Andrés”, todavía no se sabe nada. De acuerdo con un reporte de la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa (PGJE), dos de los cuerpos se encontraban flotando en un tonel y otro más estaba semienterrado en la arena, en una playa de isla Magdalena. Sin embargo, hasta el momento no se ha informado sobre la identidad de los cadáveres rescatados por los marinos, quienes trasladaron los restos a Mazatlán. Con el hallazgo de este jueves suman cinco los cuerpos rescatados. El pasado martes 22 se encontraron los cadáveres del capitán del navío, Mario Osuna García, y del marinero Santiago Acosta Sánchez. Los otros tripulantes del “San Andrés” son: Luis Noel Torres Medina, motorista; Mario Bonilla Galindo, ayudante de motorista; Porfirio Ramírez Jiménez, cocinero, y el marinero Javier Robles Rangel. La embarcación salió del puerto de Mazatlán desde el pasado martes 15 y un día después arribó a las Islas Marías, donde desembarcó materiales para la construcción. Alrededor de las 04:00 horas del jueves 17, cuando se supone salió de nuevo hacia Mazatlán, se perdió toda comunicación con el "San Andrés". La víspera, familiares y compañeros de los pescadores desaparecidos realizaron una manifestación frente a las instalaciones de la Cuarta Zona Naval y en el patio central del Ayuntamiento de Mazatlán, donde exigieron a las autoridades emprender una acción legal contra la empresa Congeladora JR, propietaria del barco, debido a que –aseguraron– la embarcación no contaba con medidas de seguridad, ni con el equipo necesario para navegar. Sobre ese punto, el capitán de Puerto, Vicente Martínez, sostuvo que el barco de carga pasó la inspección de Capitanía de Puerto, por lo cual, agregó, era apto para navegar. El navío pasó la inspección realizada hace ocho meses por las autoridades marítimas y contaba con los elementos necesarios para zarpar, puntualizó. No obstante, familiares de los tripulantes aseguraron que el “San Andrés” no estaba en condiciones para realizar recorridos como el que hizo a las Islas Marías. Yuridia, nuera de una de las víctimas, señaló que su familiar le había comentado que tenía miedo de que el barco se fuera a pique. “De hecho esta era su última salida ya, porque él no quería irse", añadió. “No tenían ni radio, no tenían salvavidas, no tenían radar, no había como localizarlos", secundó Cecilia Robles. Sin embargo, el capitán de Puerto de Mazatlán insistió que el barco estaba certificado y que pasó una inspección hace ocho meses. "De acuerdo a la documentación y a las inspecciones que se hacían de parte de la autoridad, el barco estaba en buenas condiciones en todos los sentidos, insisto, ese barco fue inspeccionado en junio pasado", agregó. Mientras tanto, los restos del buque de carga “San Andrés” fueron encontrados cuatro millas al sur de la Isla María Magdalena, en el archipiélago de Islas Marías, en Nayarit.

Comentarios