Ofrece EU a México una política menos acusatoria en lucha antidrogas

jueves, 24 de enero de 2013
WASHINGTON (apro).- En su segundo mandato presidencial, el presidente Barack Obama optará por adoptar una estrategia más amplia y menos acusatoria para apoyar a Enrique Peña Nieto en la lucha contra el narcotráfico, adelantó el senador John Kerry, nominado para reemplazar a Hillary Clinton en la Secretaría de Estado. “Necesitamos un acercamiento más amplio, uno que sea menos acusatorio y que deje de hacer señalamientos”, declaró Kerry durante la audiencia de confirmación para el puesto que lo nominó Obama, ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado. El todavía senador por el estado de Massachusetts y excandidato presidencial por el partido demócrata dijo que, en la relación de Estados Unidos con el nuevo gobierno de México, se deben acabar las etiquetas, como la que le impuso el expresidente Felipe Calderón al combate al crimen organizado. “Siempre he creído que esta etiqueta, la de guerra contra las drogas, es algo artificial porque implica una actuación total en la que se aduce que se debe ganar la contienda”, apuntó Kerry ante sus todavía colegas del Comité de Relaciones Exteriores. “Creo que, por nuestra parte, no hemos hecho todo lo que nos corresponde, principalmente porque hemos fracasado en el tema del tratamiento de personas adictas, en la educación, abstinencia y más”, añadió el senador Kerry. El próximo encargado de la política exterior de Estados Unidos durante el segundo mandato presidencial de Obama explicó, además, que en el siguiente capítulo de cooperación en la lucha contra el narcotráfico, el gobierno de su país de tener un mayor involucramiento para “ayudar a establecer credibilidad y viabilidad” en lo que se haga de manera conjunta. Kerry recordó a los legisladores que Peña Nieto está haciendo lo necesario para eliminar la estrategia militarizada que utilizó Calderón para enfrentar al narcotráfico y al crimen organizado. “Ha habido una muy violenta y altamente militarizada iniciativa en los últimos años”, estableció el aspirante a secretario de Estado, antes de matizar que “Peña Nieto está tratando de moverse en una dirección diferente”, respecto a la que tomó Calderón. El gobierno de Obama reconoce que como parte de la cooperación con México en Estados Unidos se debe hacer más al problema de la demanda y el consumo de estupefacientes, tomando en cuenta que la “pandemia” mundial que representa su país como el destino principal de las drogas que se producen y trasiegan en el mundo. Al mismo tiempo, Kerry dijo que en el gobierno de Obama se espera que Peña Nieto mantenga una estrategia también enfocada a establecer una reforma judicial que permita más transparencia y confiabilidad para con los ciudadanos mexicanos. “Pienso que tenemos que convencer a nuestros colegas (mexicanos) de la importancia que tienen este tipo de iniciativas”, agregó el senador Kerry durante su testimonio ante el Comité senatorial, el cual aprobará su nominación en los próximos días, para después someterse a ratificación por el Pleno de la Cámara alta y con ello poder oficialmente reemplazar a Clinton.

Comentarios