Familiares de víctimas de la violencia en Morelos inician caravana al DF

lunes, 28 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Poco más de un centenar y medio de familiares y amigos de víctimas de la violencia en el estado de Morelos, iniciaron hoy una marcha con destino al Distrito Federal, donde se reunirán con funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob). En autobuses rentados y vehículos particulares, la caravana salió del zócalo de Cuernavaca, la capital del estado. Su primera parada fue la Procuraduría General de Justicia, donde se encontraron con las puertas cerradas. Ahí entregaron un oficio dirigido al procurador Rodrigo Dorantes, en el que exigen respuesta para los casos de desapariciones que no han sido esclarecidos. Después, los familiares y amigos de desaparecidos y víctimas de la violencia en la entidad caminaron hacia la glorieta de Emiliano Zapata, en la entrada norte de la ciudad, para abordar las unidades en las que viajaron al Distrito Federal. El abogado Miguel Ángel Rosete, quien lleva el caso de una decena de víctimas, explicó que en la Ciudad de México se reunirán con la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Lía Limón, para explicarle la problemática y solicitar apoyo del gobierno federal. “Acudimos a la Ciudad de México a una reunión de trabajo en la Secretaría de Gobernación donde se van a exponer los casos de los cuales yo represento porque no hay una procuración de justicia en el estado de Morelos, a pesar de los buenos deseos y las buenas intenciones, el día de hoy no tenemos una procuración de justicia óptima y adecuada”, señaló Rosete. Entre los familiares que se dirigen al Distrito Federal también están las madres de Viridiana y Jessica, dos jóvenes que desde agosto de 2012 están desaparecidas. Ambas madres acusan ineficiencia de las autoridades estatales para dar con el paradero de sus hijas. “Una es la situación de las omisiones, otra la situación de las acciones, en éstas comprende que en muchas ocasiones hay nexos de las autoridades de la procuración de justicia con el crimen organizado o simplemente la falta de voluntad de hacer las cosas. Se ha obligado inclusive en estos casos que hemos mencionado a que los familiares aporten elementos, lleven pruebas al Ministerio Público y éste se quede pasivo en una situación que ofende a las víctimas”, dijo Rosete. “Mi hijo Arturo está desaparecido desde el 12 de enero de 2011, a la fecha no tengo respuestas de las autoridades, nada más nos hacen dar vueltas, se ha luchado por encontrarlo y a la fecha pues no lo tenemos. “Muchas veces nos dicen que están trabajando, otras veces nos dicen que no están las autoridades, o sea, muchas irregularidades, por eso me uno a todos los padres que están aquí precisamente para que se haga justicia, nos puedan ayudar las autoridades, simple y sencillamente”, expresó María Eugenia Quiñones Montalvo.

Comentarios