Inicia semana con torturados, embolsados y quemados

lunes, 28 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La ola de ejecuciones y enfrentamientos que azota al país dejó un saldo de 17 personas muertas, entre ellas tres mujeres, en distintos hechos presuntamente relacionados con el crimen organizado. Al menos cinco personas fueron asesinadas en tres municipios de Sinaloa. Las tres primeras fueron halladas en un camino que conduce al poblado del Plátano, en Sinaloa de Leyva. La Policía Municipal identificó a las víctimas como Carlos, Obed Eduardo y Aldo Javier, quienes fueron hallados por sus familiares tirados en el camino con heridas de bala. En la parte norte del estado, en la comunidad de Mojolo, fue hallado el cuerpo de otro hombre atado de pies y manos, con huellas de tortura y disparos de arma de fuego, mientras que la quinta víctima fue localizada dentro de bolsas de plástico abandonadas en la población de Plan de San Luis, municipio de Ahome. También en el norte, en Durango, elementos de la Dirección Estatal de Investigaciones fueron atacados por dos sujetos que se escondían tras una arboleda la noche del domingo en el ejido Santa Cruz Luján. Los agentes repelieron el ataque y abatieron a uno de sus agresores identificado como Manuel Arturo Meraz Gaitán, de 23 años. El otro agresor, Lucio González Villa, de 36 años, a quien le confiscaron un arma calibre .45 milímetros y 73 envoltorios de mariguana, fue detenido. El ataque se produjo justo cuando los agentes estatales se trasladaban al ejido de Jauja, municipio de Tlahualilo, donde fueron ejecutados dos hombres más. Tras el incidente los elementos se trasladaron al lugar donde localizaron los cadáveres de dos sujetos que tenían el tiro de gracia. Uno tenía entre 35 y 40 años y el otro entre 25 y 30. Dos presuntos delincuentes más fueron abatidos por elementos de la Dirección Estatal de Investigaciones, luego de una persecución registrada en la zona centro de Durango la tarde de este lunes. El incidente ocurrió en calle Pino Suárez, a cuatro cuadras de la plaza principal. En ese punto, agentes estatales les marcaron el alto y no atendieron, lo que inició una persecución que terminó a unos 150 metros de distancia. Fue al tratar de huir a pie cuando se dio el intercambio de disparos; y los presuntos delincuentes fueron abatidos. En Baja California, Roberto Rocha Castillo, oficial de la policía municipal en Tecate, falleció la noche del domingo durante una balacera. Los hechos se registraron alrededor de las 21:00 horas cuando elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Tecate, municipio localizado a unos 45 kilómetros de Tijuana, recibieron el reporte de un ataque a mano armada en una gasolinera. Los uniformados llegaron al lugar y los presuntos criminales se dieron a la fuga, lo que dio lugar a una persecución. Los policías lograron detener a los delincuentes pero al ordenarles salir de su vehículo dispararon contra Rocha Castillo y lo mataron. En Veracruz, cinco personas fueron ejecutadas durante las últimas horas en el municipio de Coatzacoalcos y el ejido Estero del Pantano, perteneciente a Cosoleacaque y Nanchital. Los cinco cadáveres presentaban señales de violencia, golpes y tortura; estaban envueltos en bolsas negras. Alrededor de las cuatro de la madrugada, agentes ministeriales realizaron el levantamiento del cadáver de un taxista que fue encontrado con varias puñaladas dentro de su unidad en la colonia “Emiliano Zapata”, en el municipio de Coatzacoalcos. Antes de las 8:00 horas fue hallado el cuerpo embolsado de otro hombre a un costado de la carretera antigua a Nanchital, municipio vecino del puerto de Coatzacoalcos, a unos metros del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar). Minutos más tarde, las autoridades confirmaron el hallazgo de los cuerpos de tres mujeres envueltas en bolsas negras de plástico a unos metros de donde se encontró el primer cuerpo. En Chilpancingo, Guerrero, una pareja resultó herida durante un ataque armado en contra de un bar en la zona turística del puerto de Acapulco. Según reportes oficiales, el ataque se reportó a las 5:30 horas de este lunes en el cantabar "Stress", ubicado en el fraccionamiento Costa Azul, en plena avenida costera Miguel Alemán y a un costado del Centro de Convenciones, donde se realizó un baile popular amenizado por un grupo musical sinaloense. Un grupo de sujetos armados disparó contra el inmueble y dejó un saldo de dos personas heridas, una mujer y un hombre identificado como Álvaro Soriano, el gerente del bar. El cadáver carbonizado de un hombre fue localizado la tarde del domingo en una zona ecológica del Cerro Petlecatl, ubicada en las faldas de la Sierra de Guadalupe, en los límites entre Tlalnepantla y Ecatepec. Un habitante del lugar encontró el cuerpo en un terreno de pastizales quemados y dio aviso a la Base del Sector 9 de la Policía municipal. Los agentes locales acudieron al sitio, en el área conocida como exejido de Tepeolulco. El hombre de unos 30 años fue hallado boca arriba y sin heridas visibles de arma de fuego o punzocortante, por lo que las autoridades presumen que fue asesinado a golpes.

Comentarios