Denuncia Solalinde nuevas amenazas contra indocumentados en Chiapas

jueves, 3 de enero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- El padre Alejandro Solalinde, responsable del albergue “Hermanos en el Camino”, denunció nuevas agresiones y abusos contra migrantes centroamericanos por parte de policías, apenas un día después de que directivos de la Casa del Migrante de Saltillo, Coahuila, interpusieron una demanda por amenazas contra integrantes de ese centro. "Los hermanos que pasaron el fin de año por acá no reportaron agresiones, se fueron con bien, pero a esta generación sí los empezaron a agredir. Eso es preocupante. Tenemos varías denuncias que presentaremos ante la fiscalía de Arriaga, Chiapas, además de analizar con ellos qué está pasando y buscar frenar los abusos", puntualizó. El cura detalló que las agresiones contra los indocumentados fueron perpetradas los primeros días de 2013 en Coita, Arriaga y Tapachula, y ya se está integrando la información correspondiente para integrar las demandas respectivas. A dichas denuncias se suma la que ayer interpusieron, ante la Procuraduría General de Justicia de Coahuila, directivos de la Casa del Migrante de Saltillo, que dirige el sacerdote Pedro Pantoja, quien fue amenazado de muerte por supuestos familiares de un indocumentado hondureño que fue ultimado en esa ciudad el pasado 25 de diciembre. El responsable del albergue “Hermanos en el Camino”, localizado en Ixtepec, Oaxaca, advirtió que este año dejará a un lado las protestas y encaminará su lucha a través de un movimiento social para frenar los feminicidios en el país, “o por lo menos en los estados con el mayor número de ejecuciones”. Ello, dijo, lo hará de la mano de mujeres de todos los niveles, pues son ellas mismas las que –añadió– deben defenderse de los abusos. “Yo las apoyaré", recalcó. Además, dijo, propondrá al Ejecutivo federal que reconozca la “guerra” desatada contra los migrantes, pues a partir de eso, subrayó, podrá establecerse una ruta forense en todo el territorio para saber dónde están, cuántos y quiénes son los desaparecidos. "Con esta propuesta Enrique Peña Nieto tendrá que tener el valor de aceptar el pasado e invertir dinero para saber la verdad. No pido que se haga justicia, sino que se enfrente la verdad de las fosas de migrantes en estados como Veracruz. El presidente, para demostrar su imparcialidad, no pido que meta a la cárcel a Fidel Herrera (exgobernador veracruzano), sino que investigue dónde están los muertos", concluyó.

Comentarios