La PF aclara que su titular en Guerrero fue investigado por EU como un acto protocolario

jueves, 3 de enero de 2013
CHILPANCINGO. Gro., (proceso.com.mx)-. La Policía Federal aclaró hoy que Omar Hamid García Harfuch, hijo del extitular de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad (DFS), Javier García Paniagua, fue investigado, junto con once agentes federales más, por el gobierno estadunidense como parte de un procedimiento protocolario para poder asistir a “un curso avanzado para combatir pandillas”, en El Salvador. Este jueves, Apro dio a conocer que en 2009 el gobierno estadunidense solicitó una investigación de los antecedentes de 12 agentes federales mexicanos, de acuerdo con un cable revelado por  Wikileaks. El cable 142144Z, fechado el 9 de diciembre de 2009, fue emitido por la embajada de Estados Unidos en México y dirigido al secretario de Estado del gobierno estadunidense. En el documento se incluyen los nombres de 12 policías federales, así como otros datos personales, como su fecha de nacimiento, matrícula de identidad nacional y “la posición en la organización”, en referencia al cargo que ostentaban los uniformados en ese entonces. La investigación de los antecedentes de los 12 agentes federales fue realizada por la Narcotics Affair Secttion (NAS), de la embajada de Estados Unidos en México, indica la información difundida por Wikileaks. Al respecto, la División de Seguridad Regional de la PF refiere que la información revelada por Wikileaks y difundida por Apro, se trata de “un documento diplomático mediante el cual se solicitó una verificación de antecedentes, denominada Vetting Request”. Mediante un comunicado, la corporación federal agrega que “se verificó” que el hijo de García Paniagua no hubiera cometido violaciones graves a los derechos humanos, como requisito del gobierno estadounidense para recibir capacitación. La PF informó que García Harchuf no tiene ningún reporte negativo en su expediente y negó que el actual jefe de la corporación en Guerrero haya estado comisionado en la ciudad de Cuernavaca y haya estado adscrito al estado de Morelos. No obstante, en un documento diplomático revelado por Wikileaks se indica que el cargo que ocupaba el jefe policiaco en ese entonces era el de suboficial y su lugar de adscripción era en la entidad morelense. La carta aclaratoria también subraya que el hijo de García Paniagua acreditó los exámenes de confianza y que por esa razón fue designado por Manuel Mondragón como responsable de la Policía Federal en Acapulco, Guerrero. Ayer, el gobernador Ángel Aguirre Rivero anunció públicamente los cambios que se hicieron a finales de año en el gabinete de Seguridad federal: El Ejército y la Policía Federal. Durante un acto oficial en Acapulco, el mandatario dijo -sin presentar cifras- que la incidencia criminal ha disminuido significativamente en el puerto, pero no habló sobre el resto de la entidad. Al respecto, Aguirre informó que el nuevo comandante de la IX Región Militar, con sede en Acapulco, es el General de División Genaro Fausto Lozano Espinoza, en sustitución del general Guillermo Moreno Serrano, quien ocupaba el cargo desde el 17 de octubre del 2011. Lozano Espinoza se desempeñaba como jefe del Estado Mayor de la V Región Militar con sede en Guadalajara, Jalisco y recientemente fue ascendido al cargo de General, refieren informes oficiales. La V Región Militar abarca los estados de Nayarit, Jalisco, Aguascalientes y Zacatecas, escenario de violentos enfrentamientos entre el Ejército y sicarios al servicio del grupo delictivo cártel Jalisco Nueva Generación, que tiene presencia en el balneario de Zihuatanejo, ubicado en la región de la Costa Grande de la entidad en los límites con el estado de Michoacán. También, se dio a conocer el relevo en la PF, donde el comisario general de esta corporación, Héctor González Valdepeña fue sustituido por el suboficial, Omar Hamid García Harfuch, un policía ligado a personajes siniestros de la política mexicana.

Comentarios