Partidero

sábado, 5 de enero de 2013
¿Por qué está quebrado económicamente el Congreso de Jalisco? Son varios los factores que incidieron para que los diputados de la anterior Legislatura –la LIX– dejaran un desastre. Sin embargo, las principales causas fueron tres: la contratación de un sinnúmero de empleados, entre supernumerarios y viles aviadores –los que cobran sin trabajar–; un desorden, nada casual, sino abiertamente intencional, en materia administrativa, y, como consecuencia de ello, un vulgar saqueo por parte de los dizque representantes populares, en particular los coordinadores de las distintas fracciones. A decir de personal de la propia cámara local, ellos se despachaban con la cuchara grande y se repartían impúdicamente y de manera periódica muchas decenas de miles de pesos. Nuestros informantes acusan de tal saqueo tanto al PRI como al PAN, tanto al PRD como al Verde Ecologista de México, sin importar lo grande o pequeño de tales fracciones parlamentarias. Lo que querían era dinero para sus gastos personales; algunos incluso se dieron el lujo de comprar autos último modelo y hasta departamentos, y ponerlos a nombre de terceras personas. * * * Después de haber ejercido una muy cuestionada presidencia del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco durante siete años consecutivos –un interinato, una elección y dos reelecciones–, el magistrado Celso Rodríguez González ha sido designado presidente de la Sexta Sala de lo Penal, de la que se sospechan algunos casos poco transparentes e, incluso, donde se han ventilado algunos asuntos que tienen que ver con extranjeros, en particular con la comunidad estadunidense, donde les han atorado algunas resoluciones. u u u Si a esto se le añade que de enero de 2007 al último de octubre de 2012 se efectuaron o iniciaron en la Procuraduría General de Justicia de Jalisco 461 mil 677 querellas o averiguaciones previas por distintos delitos y se consignaron únicamente 116 mil 469 (Mural, 2 de enero), las restantes (75%) se archivaron, quiere decir que las cosas en materia de procuración y aplicación de justicia andan muy mal en nuestra entidad, particularmente en este gobierno panista de Emilio González Márquez en que ha sido procurador Tomás Coronado Olmos. ¿Qué ocurrió en esa dependencia durante todo este sexenio? ¿Negligencias, acuerdos bajo la mesa, tráfico de influencias o todo a la vez? ¿Podremos algún día aspirar siquiera a tener confianza en la aplicación de la procuración y aplicación de la justicia donde en no pocas ocasiones las cosas se miden en dinero o en bienes muy tangibles y en el “tanto tienes, tanto vales”?   * * * El 28 de octubre de 2012 murió desangrada, tras “un accidente” en un antro de la ciudad de San Luis Potosí –Play Club, donde trabajaba de edecán–, la modelo Karla del Carmen Pontigo Lucciotto. El escándalo fue mayúsculo, sobre todo por las circunstancias en que ocurrió y la negativa de las autoridades a realizar la autopsia, lo que generó confusión. Se dijo, por ejemplo, que un cristal se rompió y cayó sobre la pierna izquierda de la edecán, por lo que le tuvo que ser amputada. La situación se agravó cuando uno de sus hermanos acudió por ella y los guardias le impidieron el paso. Cuando logró ingresar, encontró a Karla en la oficina del gerente sin que hicieran algo para detenerle la hemorragia y los paramédicos no aparecían. La directora de la Policía Ministerial, Griselda Hurtado Barrera, acusó al agente del Ministerio Público especial para hospitales, Rodolfo Carvajal, de haber fabricado la verdad jurídica del accidente de Karla “mediante una acción concertada” con policías ministeriales, personal de seguridad del antro, médicos y abogados del Hospital Central, donde sus familiares fueron obligados a firmar la donación de los órganos de Pontigo y que, a cambio, les perdonaron la deuda en el citado hospital donde se hacen transplantes. La situación trascendió ya los límites estatales. El investigador privado Julio Ceballos, quien antes fue jefe de la policía ministerial de San Luis Potosí, reveló a un programa de radio de la capital potosina que podría tratarse de un homicidio intencional. Dijo también que incluso la familia de la víctima le informó que estaba amenazada porque quienes presuntamente están detrás de lo ocurrido “son gente muy poderosa”. Este acontecimiento podría salpicar a muchas personas más fuera de la entidad, consideran personas ligadas al trasplante de órganos.   fcobian@proceso.com.mx

Comentarios