Empresario acusado por Moreira se ampara contra congelamiento de sus cuentas

miércoles, 9 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El empresario Armando Guadiana Tijerina, a quien el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, acusó de presuntos vínculos con el narcotráfico tras la muerte de su hijo José Eduardo, interpuso un amparo contra la decisión de la Procuraduría General de la República (PGR) de congelar sus cuentas de la minera Materiales Industrializados, SA de CV (MINSA). “Estamos solicitando la suspensión provisional y luego definitiva, para que vuelvan a la base en que estaban las cuentas en base a la argumentación que estamos dando y que espero que la autoridad resuelva de manera favorable y de acuerdo a la ley. “Sólo se pide que la PGR actúe conforme a derecho, no se pide ningún favor, lo que se plantea es asumir la decisión correspondiente dijo Guadiana, a quien Moreira incluyó en la lista de los “narcoempresarios mineros”. En entrevista con el diario Vanguardia, Guadiana, afirmó que la intervención federal es una “aberración”, y agregó que también fue inhabilitada una cuenta bancaria de su hermano José Luis. Además, denunció que desde hace varias semanas, las autoridades federales rastrean bienes y propiedades de él y de su familia. “Efectivamente, se iniciaron las averiguaciones antes del primero de diciembre, todavía en el sexenio anterior (de Felipe Calderón). Desde ese entonces, yo les manifesté que la información personal y de cualquiera de las empresas en que tuviera injerencia un servidor, pues que estaba a disposición”, puntualizó. Añadió: “Han congelado las cuentas de una empresa relacionada con el carbón de la cual un servidor es socio… como si el dinero hubiera sido mal habido (…) Yo creo que son acciones mal tomadas y que afectan más la actividad empresarial y fundamentalmente de los trabajadores… en lugar de investigar de dónde entró el dinero y a dónde se está yendo”. Según Guadiana, por responsabilidad social su empresa ha solventado los compromisos laborales pese al congelamiento de las cuentas que afectaron a unos 800 trabajadores. Añadió que la investigación que se hace a su familia “se deriva de una persecución política porque esto lo iniciaron en el mes de noviembre (2012), no fue que se hayan iniciado el 1 de diciembre (cuando entró Enrique Peña Nieto). “Yo no sé para qué… pierden menos tiempo si se dirigen a la empresa pidiendo la información que requieran y se hubieran ahorrado tiempo y estoy seguro que hubieran cerrado ya la investigación”, declaró. Sobre el amparo que interpuso, manifestó que a la autoridad judicial, lejos de apegarse a la ley y jurisprudencia existentes, “le dan ‘ñáñaras’ para tomar decisiones (para conceder el amparo)… andan allí entre ‘azul y buenas noches’. Lo que deben otorgar es la suspensión provisional (y restituir las cuentas)”, dijo. Subrayó: “Yo quisiera que se hubieran venido contra mí como debe ser, como les he dicho… son autos de autoridad mal llevados… yo estoy de acuerdo cuando se trate de un delincuente perseguido por la justicia por muchos años”. El empresario manifestó que él mismo ha ofrecido la información necesaria para que cuanto antes acaben y cierren la investigación. Y aseguró que está dispuesto a todo”, debido a que –agregó–“afortunadamente no tenemos pecado alguno”. Afirmó que no teme a una orden de aprehensión en su contra o de su hermano, y que él mismo se presentará ante la PGR en los próximos días. “No necesito que haya (órdenes de presentación o aprehensión en su contra)… yo me voy a presentar en el curso de estos días para decirles: ‘¿Qué es lo que quieren saber?’. A mí ni me preocupa ni el sueño me quita, ni me lo ha quitado, por eso no necesito ni amparo, no tengo nada que ocultar” Guadiana aseguró que los ingresos de MINSA provienen de la venta de carbón a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a través de la Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila (Prodemi), y el cobro por servicios a Altos Hornos de México S.A. (AHMSA) y a varias fundiciones de Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México.  

Comentarios