Rechazan PRI y PAN quitar seguridad a familia de Calderón

miércoles, 9 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Las fracciones del PRI y el PAN rechazaron un punto de acuerdo para que el Ejecutivo federal analice la posibilidad de retirar la seguridad especial a la familia del Felipe Calderón y de los expresidentes, como lo decretó el panista en el último día de su mandato, el 29 de noviembre de 2012. En un ríspido debate entre el diputado de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, y los diputados y senadores de Acción Nacional, el primero llamó a Calderón “traidor” al país y “sátrapa”. Reclamó que luego de dejar al país en “un baño de sangre”, de última hora imponga de manera “inmoral” que a su familia (sin establecer hasta qué grado), se le proteja de por vida. Uno de los principales defensores de Calderón fue el senador por Querétaro, Francisco Domínguez Servién, el mismo que en 2006 luego de protestar como diputado federal y a unos días de que Felipe Calderón protestara como presidente de la República en San Lázaro, se agarró a golpes con diputados afines a Andrés Manuel López Obrador. Al concluir su periodo como diputado federal, el panista fue postulado como candidato a la presidencia municipal de Querétaro y la ganó. Este miércoles, desde tribuna intentó argumentar en contra de la petición de Ricardo Monreal de retirar la seguridad a Felipe Calderón; sin embargo, a lo más que pudo llegar fue a criticar al diputado de Movimiento Ciudadano de caer en el “nepotismo”. Le recordó que primero fue su hermana Susana Monreal, diputada mientras él (Monreal) era senador, luego él pasó a la Cámara de Diputados y otro de sus hermanos llegó al Senado. “Me sorprende el señor diputado Monreal venir aquí a lavarse las manos, cuando en la familia Monreal lo único que existe es nepotismo puro, y le digo por qué: Si se acuerda usted, en la LVIII Legislatura fui compañero de su hermana Susana Monreal, diputada federal, mientras usted, de su familia, era senador de la República. Sale su hermana diputada, la señora Monreal, sale usted, es decir, hay que seguir viviendo del erario público (sic), se hace diputado plurinominal y, para colmo, su hermano senador. “Esto aquí y en todo el mundo se llama nepotismo puro. ¿O acaso su partido es un negocio familiar? Pregunto, señor senador y…, déjeme terminar, compañero, no se vaya a morder la lengua otra vez”. Y por último, le dijo el panista, qué hizo usted por Zacatecas de dónde fue gobernador y en donde hoy existe el crimen organizado. Monreal se mofó de los panistas, le pidió que se fuera al diccionario para que entendiera cuál es el significado real de la palabra nepotismo. De paso le recordó que cuando Felipe Calderón Hinojosa era diputado, su hermana María Luisa Calderón era senadora. Lo anterior provocó de nuevo reclamo de los panistas, a lo que el diputado de Movimiento Ciudadano le respondió con un “¡aguante, aguante! Y no me retracto, son unos pusilánimes y torpes”. Les aclaró que ese no era el tema, que si eran ellos los que sacaban el tema de las relaciones familiares, pero que lo verdaderamente importante era dar el debate con argumentos de por qué se debe proteger y pagar con el dinero de la ciudadanía la protección da un expresidente y su familia. Incluso les dijo a los panistas que si fueran inteligentes aprobarían el punto de acuerdo, pues quien tendría que resolver sería el gobierno del PRI y no ellos, “ustedes ya no gobiernan, qué es lo que defienden”. Les aclaró que aunque perdieran la votación para que el Ejecutivo federal tan sólo “revise” el cambio al reglamento del Estado Mayor Presidencial, mediante el cual se autoriza la seguridad de por vida a “la familia” del expresidente, perseguirán a Calderón. “Por qué no dicen cuánto va a costar esa seguridad, qué es lo que esconden si ustedes ya no gobiernan… y seguiremos a Calderón, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en organismos públicos nacionales… aunque se esconda debajo de las faldas y toga de Harvard, lo vamos a traer y no lo vamos a dejar descansar”, le advirtió. Los panistas nunca pudieron argumentar en contra de la demanda de Monreal, los priistas no participaron en la discusión, y al final, con los votos de éstos dos, se desechó el reclamó del partido de Movimiento Ciudadano para que se revisé la seguridad que de última hora “decretó” Felipe Calderón Hinojosa para favorecer a su familia.  

Comentarios