Fallece bebé de 10 meses en clínica donde mujer mazateca parió en un patio

jueves, 10 de octubre de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Luego de un cuadro severo de bronquitis y presuntos signos de síndrome de Down, falleció una niña de escasos 10 meses en la misma clínica donde surgió el caso Irma López, la indígena que debió dar a luz en el jardín de ese centro de salud de Jalapa de Díaz. La víspera, el jefe de la jurisdicción sanitaria 3, Carlos Cruz Pérez, y el director de la clínica, Adrián René Cruz Cabrera, fueron separados temporalmente de sus cargos para investigar una probable negligencia médica en el caso de López Aurelio. Este jueves, los Servicios Estatales de Salud confirmaron que la defunción de la indígena mazateca Myle Jazmín ocurrió ayer a las 18:30 horas en la comunidad de Jalapa de Díaz. Según el encargado de la Jurisdicción Sanitaria 3, Juan Amado Hernández Zayaz, la menor fue ingresada por sus padres al centro de salud para que fuera atendida por el personal de guardia a cargo de la doctora Dolores Cecilia Sánchez Vargas. El funcionario detalló que luego de la valoración clínica y la aplicación de ciclos de nebulizaciones para mitigar la dificultad respiratoria de la pequeña, la médico tratante informó a los padres el estado crítico de la paciente y la necesidad de su traslado urgente al Hospital General de Tuxtepec. Sin embargo, Gregorio Carrera Martínez, padre de la niña, rechazó esta opción, razón por la que se le retiró el dispositivo de nebulización a la paciente; luego, el hombre se retiró de la clínica con la menor entre brazos. De acuerdo con el reporte de los hechos, minutos más tarde los padres de la menor regresaron al centro de salud de Jalapa de Díaz cuando la niña se encontraba en situación de paro cardio-respiratorio para ser atendida con maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar, sin lograr recuperar signos vitales, falleciendo a las 18:30 horas del miércoles. En el momento de esta urgencia se encontraban en las instalaciones del centro de salud personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y de la Secretaría de Salud federal, quienes actualmente realizan la investigación sobre el caso de Irma López, indígena que el miércoles 2 dio a luz a su hija en el patio de la clínica, luego de negársele la atención médica. Un caso más es el de Cristina López Durán, quien denunció que el 18 de julio el personal de ese mismo centro de salud se negó a atenderla. "A mí me hicieron lo mismo, no me atendieron", acusó la indígena quien recordó que tuvo un parto sin cuidados médicos a las puertas de la clínica de Jalapa de Díaz. Su quinto hijo nació la madrugada de ese jueves, apoyada por su esposo y una enfermera que apareció casi hora y media después de tener al niño a la intemperie. La mujer, habitante de la agencia municipal Camino de Ixcatlán, dijo que cuando tocó a la puerta de la casa de la enfermera, del doctor, nadie salió. Aunque en la clínica no hay servicio nocturno, "ellos viven cerca, y pensamos que nos iban a atender", explicó Cristina, quien tiene 29 años. Ella aclaró que quiere que su caso también lo conozcan las autoridades "para que no vuelva a pasar". En aquella ocasión no puso queja ni demanda, pese a que fue atendida mucho después del parto y le extendieron el documento oficial; luego le dijeron que se fuera a su casa. Le dieron cita una semana después para revisar a su hijo y buscar algún método anticonceptivo para regular sus embarazos. Cristina ha vuelto al centro de salud, pero con el pesar de esperar a que la atiendan "hasta que quieren". La hoja del recién nacido la firmó la enfermera Angélica Espiridión Gregorio, acotó. Enseguida, colocaron la huella del menor y pusieron la hora del nacimiento: 01:10 del 18-07-13, aunque en realidad la atención ocurrió después y el parto lo hizo sola. La doctora Cecilia Ruiz Bautista firmó las indicaciones médicas del recién nacido. Así, el incidente quedó como si nunca hubiera ocurrido.

Comentarios