Repudian maestros y empleados de Salud reformas de Peña

viernes, 11 de octubre de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- A pesar de las amenazas de las autoridades estatales en el sentido de que se aplicarán descuentos a los paristas, los maestros mantienen los paros y las movilizaciones en distintas entidades del país y hasta suman adeptos a su causa, como la iglesia católica y el sindicato del sector salud en Chiapas. En esa sureña entidad, unos 10 mil empleados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS) marcharon hoy en la capital del estado respaldados por miles de maestros de la sección 7 y 40, quienes repudiaron, entre otras, las reformas energética, hacendaria y educativa. José Luis Díaz, secretario general de la sección 50 del SNTSS, encabezó la protesta de médicos, enfermeras, personal administrativo y demás empleados de clínicas y hospitales públicos de la entidad. Díaz Selva dijo que de 18 mil trabajadores agremiados a la sección 50 del SNTSA, al menos 10 mil de ellos salieron a las calles para repudiar las reformas impulsadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto. El dirigente sindical argumentó que la reforma energética afecta a todos sin excepción: clase alta, media, baja y los más pobres y marginados de México. Además, la reforma educativa afecta al sector magisterial, con quienes ellos se están solidarizando. La reforma energética, abundó, también afectará la economía nacional, porque en gran medida los ingresos y gastos públicos del gobierno federal dependen del petróleo mexicano. Enseguida, advirtió que el gobierno federal pretende retomar una reforma en materia de salud que dejó pendiente Santiago Levy, exdirector del IMSS durante la mayor parte del gobierno de Vicente Fox. Al contingente de empleados del sector salud se sumaron miles de maestros, quienes a su vez respaldaron la movilización de los galenos. Este viernes los docentes prosiguieron con el bloqueo a las filiales de Televisa y TV Azteca en la entidad, así como a otras radiodifusoras locales. Bloqueos en Veracruz Maestros del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano volvieron a bloquear las carreteras de la capital del estado con salidas al puerto de Veracruz y Distrito Federal, los bloqueos intermitentes fueron para reprochar la medida tomada por el gobierno de Javier Duarte de iniciar con los descuentos y sanciones a los paristas. En las instalaciones de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), un centenar de profesores tomó el inmueble para impedir que se desarrollaran actividades y así mandar un mensaje al gobierno priista de que continuarán con la resistencia civil para revocar la reforma educativa. En cartulinas y consignas que gritaron en las oficinas de la SEV, los maestros advirtieron que ni con amenazas de descuentos y sanciones habrán de doblegarse: “No nos hacen ni cosquillas”, se mofaron. En contraparte, un grupo de maestros secuestró autobuses de la línea TRV y de Miradores para dirigirse a Altotonga, municipio en donde denunciaron que policías federales no permitían la circulación de autobuses con docentes paristas. “Vamos a estar de manera indefinida porque tanto la SEV y el gobierno del estado han hecho oído sordos de nuestras peticiones, nosotros no rompimos el pacto, pero ellos sí, vamos a estar toda la base magisterial unida, está lucha no ha terminado”, señaló Omar Hernández, quien se identificó como vocero del movimiento. Los maestros que protestaron en las salidas de Xalapa hacía el puerto de Veracruz y en la carretera que conecta al Distrito Federal provenían de Córdoba, Veracruz, Boca del Río, Xico, Altotonga y de la capital del estado. En el Congreso, el presidente de la Comisión de Educación, Ulises Ochoa Valdivia, señaló que ni con “amenazas” o “sanciones” se resolverá el conflicto magisterial: “Por el contrario, lo único que propician es el resurgimiento de marchas y plantones. Creemos que la estrategia ha sido errónea por parte del gobierno del estado porque no ha sido eficaz”. Valdivia Ochoa opinó que amenazando e intimidando a la base magisterial difícilmente el gobierno de Veracruz podrá ver resultados concretos, pues los maestros difícilmente cederán ante las advertencias de la SEV. “Con este anuncio (de descuentos y sanciones), la autoridad educativa está echando a perder lo mucho que ya se había ganado en acuerdos”, acotó. En Quintana Roo, maestros volvieron a realizar paros intermitentes en diversas vías del estado, en particular en la zona maya, además de manifestaciones en varias localidades. Por otra parte, un grupo de profesores se manifestó en un restaurante de Playa del Carmen, en donde el secretario general de la sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rafael González, se reunía con dirigentes delegaciones de esa organización sindical. Los docentes acusaron a González Sabido de intentar la cooptación de los dirigentes sindicales de centros de trabajo y zonas escolares, con el fin de que dejen de apoyar las protestas. Asimismo, el Comité de Lucha Magisterial y el gobernador priista Roberto Borge acordaron dejar fuera de las negociaciones para el retorno a clases a la titular de la Secretaría Estatal de Educación (SEC), Sara Latife Ruiz Chávez. Borge Ángulo y el Comité de Lucha acordaron ayer establecer a partir del lunes una mesa de diálogo entre integrantes de esta representación magisterial y jefes de oficina, supervisores y jefes de sector a fin de revisar los cambios de adscripción “unilaterales” de maestros, que motivó que los docentes reiniciaran el lunes 7 protestas en el estado, en particular en el sur de la entidad, la zona maya y el municipio de Solidaridad (Playa del Carmen). Este viernes, los maestros de los municipios de Othón P. Blanco (Chetumal) y Bacalar cumplieron otra semana más sin clases, luego que el lunes iniciaron paro de labores. En estos dos municipios del sur del estado se acumulan cuatro semanas sin clases, pues en septiembre suspendieron por primera ocasión labores, en rechazo a la reforma educativa. En tanto, en Solidaridad (Playa del Carmen), Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos cumplieron hoy tres días sin clases. Sin embargo, Felipe Briseño, vocero del Comité de Lucha, informó que este lunes 14 se ha convocado a un paro total en todo el estado. “Es como una garantía de que ahora sí se van a cumplir los acuerdos”, dijo. Al inicio del curso escolar, los maestros del estado protagonizaron un paro de tres semanas en contra la reforma educativa y por adeudos del gobierno del estado a prestaciones. Los maestros regresaron a clases el 23 de septiembre, después de que líderes del Comité de Lucha y el gobernador firmaran una minuta de acuerdo que incluyó, en el caso de los reacomodos, postergarlos al final del ciclo escolar. Briseño indicó que en la mesa de diálogo se van a “analizar las arbitrariedades que se han cometido por los reacomodos unilaterales de maestros”. Por otra parte, señaló que para el Comité de Lucha Ruiz Chávez ya no es interlocutora y que, de hecho, el gobernador consideró su remoción. “(Ruiz Chávez) No tiene voluntad, no tiene capacidad de diálogo, de cumplimento de los acuerdos”, dijo. Luego refirió que en la reunión entre el Comité de Lucha y el gobernador no estuvo Ruiz Chávez. En tanto, en Chetumal, los maestros ocuparon edificios anexos de la SEC, en las avenidas Erick Paolo Martínez y Álvaro Obregón. “Tomamos esas oficinas porque desde ahí estaban haciendo despachos a maestros para que cambiarlos de adscripción”, acusó Briseño. Desde el pasado lunes, los maestros mantienen tomadas las oficinas centrales de la SEC en Chetumal. Bloquean vía Campeche-Mérida Maestros de Campeche y Yucatán bloquearon hoy durante ocho horas la carretera federal Campeche-Mérida en el lindero entre ambas entidades, en protesta por la reforma educativa. A las once de la mañana, profesores de las comunidades yucatecas de Halachó y Maxcanú retiraron a los alumnos de sus planteles para media hora después cerrar la carretera federal, justo donde se erige la caseta fitozoosanitaria de Halachó, zona donde previamente el gobierno de Yucatán desplazó decenas de policías antimotines que, no obstante, se mantuvieron a la expectativa. A la protesta se sumaron algunos docentes campechanos de la zona conocida como Camino Real, concretamente de los municipios de Calkiní y Hecelchakán, en el primero de los cuales las escuelas permanecen cerradas desde hace varios días por paterfamilias inconformes también con la “autogestión” prevista en la reforma educativa. Hasta el sitio llegó por helicóptero el secretario de Seguridad Pública de Yucatán, Luis Felipe Saydén Ojeda, aunque no intervino por tratarse de una zona de jurisdicción federal. Aunque el comisionado de la Policía Federal (PF) del destacamento de Yucatán, Arturo Eduardo Motolinía Reyna, trató de mediar con los maestros para que liberaran la vía, éstos advirtieron que mantendrían el bloqueo al menos hasta las seis de la tarde. Al respecto, el gobernador priista Rolando Zapata Bello instó a los mentores a ser prudentes y optar por el diálogo para resolver sus inconformidades. También aseguró que su gobierno está abierto al diálogo y dijo que ya ha habido acercamientos con los docentes para escuchar sus planteamientos. "Hace algunas semana hubo diálogo con diferentes representantes de diferentes regiones, hubo acuerdos que inclusive se firmaron y, parte de esos acuerdos, era establecer esquemas de diálogo dirigidos a construir propuestas específicas para el mejoramiento de la educación en el estado", comentó. Mientras tanto, en la capital campechana otro grupo de maestros disidentes, quienes desde hace varios días mantienen tomada la sede de la sección 4 del SNTE, bloqueó las salidas a la autopista y la vía libre Campeche-Champotón. Esa ruta fue bloqueada desde las diez de la mañana hasta poco después de las tres de la tarde en que los mentores, agrupados en el Movimiento Base Magisterial Democrática, la liberaron para retornar a la sede del SNTE. Sin embargo, otro grupo de maestros, de Seybaplaya, en el municipio de Champotón, tomó nuevamente la vía, a la altura de las casetas de cobro de peaje, para pedir una cooperación a los conductores a cambio de permitirles continuar su trayecto. Por su parte, representantes de los sectores transportistas de pasajeros y de carga llamaron a las autoridades a resolver el conflicto magisterial, debido a que son millonarias las pérdidas que los bloqueos carreteros les están ocasionando. (Con información de Rosa Santana, Isaín Mandujano, Sergio Caballero y Noé Zavaleta)

Comentarios