Tras más de 30 horas liberan a funcionarios retenidos en Guerrero

domingo, 13 de octubre de 2013
LOS MORROS, Gro. (proceso.com.mx).- El subsecretario para Asuntos Políticos del gobierno estatal, Misael Medrano Baza; así como el alcalde perredista de Leonardo Bravo, Leopoldo Cabrera Sánchez y el comandante de la Policía estatal, Tomás Hernández Martínez, fueron liberados la tarde del sábado, luego de que se comprometieron a solicitar la presencia permanente del Ejército en la zona de la sierra de la entidad. También, los funcionarios que permanecieron retenidos más de 30 horas acordaron pedir una explicación al gobierno federal sobre el motivo por el que se ordenó el repliegue de militares de esta emblemática zona productora de enervantes. Ello debido a que esta situación dejó en total indefensión a los habitantes de la sierra, reprocharon los lugareños que desde hace seis días decidieron bloquear la carretera Casa Verde-Puerto Nicolás Bravo (Filo de Caballos), y quemar una decena de viviendas que eran utilizadas como refugio por un grupo delincuencial que fue expulsado a sangre y fuego. De esta forma, pobladores de 18 comunidades de tres municipios enclavados en la Sierra Madre del Sur, exigieron seguridad a las autoridades gubernamentales y manifestaron su hartazgo ante la impunidad y violencia que se vive en la sierra. Además de seguridad, los manifestantes también demandaron atención gubernamental ante el desastre provocado por la tormenta Manuel en esta zona que ha sido invisible para las autoridades gubernamentales. Este viernes, el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo y el secretario de Seguridad Pública estatal, Javier Lara Montellanos decidieron no acudir al poblado de Los Morros, municipio de Leonardo Bravo donde desde el lunes se encuentra el bloqueo que conecta la región Centro y la zona de la sierra de la entidad. La indolencia gubernamental frente a la protesta provocó que se agudizara el conflicto. En respuesta, los inconformes decidieron retener al subsecretario de Gobierno, el edil perredista y el jefe los funcionarios y el jefe policiaco, porque calificaron como una burla y desdén de los funcionarios que enviaron a subalternos. Durante este sábado, se abrió la circulación de la carretera en dos ocasiones por un lapso de una hora para desfogar la vía donde permanecían varados decenas de automóviles particulares, de servicio público y de empresas refresqueras. Este hecho fue una muestra de flexibilidad de los manifestantes ante el éxodo de personas -niños, mujeres, hombres y ancianos-  que tuvieron que caminar largos tramos sobre la vía y el bosque para poder llegar a sus poblados, cargando maletas y pertenencias. En un principio, el comisario municipal de Los Morros, Crescencio González Díaz, había señalado que no iban a liberar a los funcionarios retenidos hasta que Martínez Garnelo se presentara en la zona del conflicto como se comprometió desde el jueves. No obstante, cerca de las 19:30 horas, los inconformes decidieron liberar a los funcionarios retenidos tras la firma de una minuta de acuerdos que contempla seis puntos. Entre los compromisos asumidos por los funcionarios liberados destacan el hecho de solicitar la permanecia del Ejército en la sierra; así como retomar el diálogo con autoridades estatales el próximo lunes para abordar la problemática de la falta de ayuda tras la devastación provocada por las severas lluvias. Mientras los funcionarios liberados se retiraron del lugar para trasladarse a la ciudad de Chilpancingo y entregar un documento a la 35 Zona Militar para solicitar de manera formal la permanencia de militares en la sierra, los manifestantes decidieron permanecer en el lugar del bloqueo. También, los lugareños responsabilizaron a las autoridades de los tres niveles de cualquier agresión que se registre en contra de los manifestantes que demandan seguridad y atención integral para revertir los efectos de la narcoviolencia en la sierra.

Comentarios