El PRD no vendió sus votos al PRI por reforma hacendaria: Aureoles

miércoles, 16 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de participar con el presidente Enrique Peña Nieto en el anuncio oficial sobre la incorporación del Distrito Federal en el Fondo de Aportaciones para Infraestructura (FAIS) y después de reunirse en privado con un funcionario de Hacienda, el coordinador de los diputados perredistas, Silvano Aureoles, aseguró que su partido no vendió sus votos ni los ha utilizado como moneda de cambio por la reforma hacendaria. Ayer, mientras el perredista Silvano Aureoles y el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, festinaban los beneficios para el DF, el anuncio del retiro del impuesto a espectáculos, la permanencia del programa para adultos mayores y la creación de un fondo especial para las 32 entidades en compensación por la eliminación del régimen de pequeños contribuyentes, en la Cámara de Diputados la fracción del PAN acusaba al PRD de entregar sus votos al gobierno a cambio del apoyo a la capital del país. En respuesta, Aureoles dijo hoy en conferencia de prensa: “¡Por supuesto, que no! No vendemos el voto; ni es moneda de cambio ni estamos dando cheques en blanco, ni estamos adelantando acuerdos que puedan tener vinculación con el tema de la reforma energética; en este tema hemos fijado nuestra postura y no se modifica”. Invertidos los papeles, ahora el PRD fue el encargado de anunciar los avances en materia de reforma fiscal; antes del 2000, cuando gobernaba el PRI, el PAN solía adelantar los acuerdos; al asumir el PAN la Presidencia de la República, era el PRI el que negociaba, y la fracción del PRD denunciaba que eran ignorados. Esta mañana, a cinco días de que venza el plazo constitucional para avalar la ley de ingresos y por consiguiente la ley de ingresos, tocó al coordinador perredista Silvano Aureoles anunciar que ahora será Pemex, en lugar de las autoridades estatales, el que cobre el impuesto a las gasolineras; que el aumento en el precio del litro de diesel “es probable que no pase”, que se gravarán los producto que llevan fructuosa y no sólo azúcar, que hay un avance para que en el agro quienes tienen ganancias de 0 a 900mil pesos queden exentos del pago de impuestos y a partir de los 900 mil pesos se les grave con 3%. “También estamos muy avanzados en la progresividad del Impuesto Sobre la Renta”, dijo. Aureoles no sólo habló de los cuerdos y avances de la reforma fiscal, los cuales coincidentemente los dio a conocer luego de haberse reunido en privado con el subsecretario de Ingresos en tanto que el PAN anunciaba su total rechazo a los cambios fiscales. También defendió con vehemencia el hecho de que haya logrado la eliminación del impuesto a las colegiaturas y en materia de vivienda, y haber evitado que el gobierno federal presentara gravar alimentos y medicinas. Igualmente, se refirió a la aceptación del gobierno peñista para gravar utilidades en la Bolsa Mexicana de Valores y de modificar los regímenes especiales. Lo que no dijo es que ahora los empresarios sólo deducirán 41% de los vales que entregan a sus empleados, por lo que este beneficio podrá afectar al empleado, tampoco se refirió a que el gobierno peñista pretende tomar el 0.25 % de dinero del subfondo de vivienda que han constituido los trabajadores con su salario, para pagar de ahí parte del programa de desempleo. Tampoco aclaró que se gravarán las utilidades de la bolsa… pero de los fondos de inversión, no por la venta de activos de grandes empresas. Aun así, el perredista aplaudió los avances que serán avalados en la comisión de hacienda por el PRI, PVEM, Panal y PRD y tendrán el voto en contra del PAN, para luego ser presentados al pleno de la cámara a partir de este jueves.  

Comentarios