El M-12 había sido consignado por la PGR en 2011

jueves, 17 de octubre de 2013
DURANGO, Dgo. (apro).- José Fidel Núñez Meza El M-12, presunto operador del cártel de Sinaloa presentado este jueves por autoridades del estado de Chihuahua, había sido capturado hace apenas dos años y medio por la Procuraduría General de la República, acusado de tres delitos graves. En 2011, el presunto operador de Joaquín Guzmán Loera El Chapo, en Durango, Coahuila y Chihuahua, fue acusado de delincuencia organizada, delitos contra la salud y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército: aunque se informó de su captura, jamás se divulgó oficialmente su liberación. El 23 de junio de hace dos años, la Procuraduría General de la República detalló, en su boletín 708/11, que incluso se emitió una orden de aprehensión en su contra por parte de un juez federal, razón por la cual fue recluido en el Centro Federal de Reinserción Social No. 5, en Villa Aldama, Veracruz. El documento —que aún está publicado en el portal oficial de la PGR— señala que su detención fue lograda por elementos del Ejército Mexicano el 13 de mayo de 2011. Al momento de su detención era acompañado de Óscar Javier Sevilla Osuna, Ramón Alberto González Gurrola y Jesús Alberto Ortiz Corral. Los dos primeros fueron recluidos en el mismo penal que El M-12, mientras que a Ortiz Corral se le envió al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Cuautla, Morelos. Según lo informado este día por Raúl Ávila Ibarra, titular de la Policía Estatal Única de Chihuahua, Reyes Meza era el líder del grupo delictivo conocido como Los Emes en la frontera de Chihuahua con Estados Unidos y operaba también en Durango y Coahuila. Un hecho similar ocurrió en diciembre de 2011, cuando la Procuraduría General de la República presentó al entonces lugarteniente de El Chapo en Durango, Felipe Cabrera Sarabia, alias El Inge: en septiembre de 2006, la propia dependencia lo había recibido tras participar en un enfrentamiento contra elementos de la Policía Municipal capitalina. En aquel entonces, a El Inge se le vinculó a delitos como portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército y Delincuencia Organizada. Se le aseguraron en su momento dos pistolas calibre 9 mm con ocho cargadores abastecidos y dos maletines que contenían 11 mil pesos y mil 100 dólares, así como 17 teléfonos celulares y cuatro radios de onda corta.

Comentarios