Estudiantes se manifiestan en Monterrey contra asesor de seguridad de Peña

miércoles, 2 de octubre de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- El general Oscar Naranjo, asesor de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto, aseguró que la violencia generada en México y otros países de América Latina no se debe al factor de la agresividad asociada a la pobreza, como se creía, sino a la segregación social. Durante una conferencia que ofreció en el campus central del Tecnológico de Monterrey, como parte del XI Congreso de Formación Ética y Ciudadana, el militar señaló que los gobiernos latinoamericanos han equivocado de manera permanente el enfoque en el combate a la criminalidad. “Es una cuestión científica ver que fue un error durante años en América Latina, atribuir la violencia a una expresión natural de la pobreza. Realmente lo que empieza a entenderse que produce violencia son los procesos de exclusión social de comunidades, de ciudadanos, de jóvenes, que sienten que no hay un proyecto, una oportunidad”, señaló ante unos 200 asistentes. Añadió: “Abrir oportunidades de vida significa, particularmente, derrotar la violencia”. El general colombiano afirmó que el enfoque erróneo del combate a la criminalidad ocasionó que hubiera una lucha sin sentido en contra de los fenómenos generadores de conductas antisociales, que estigmatizaba a las clases desfavorecidas. “La violencia surge de la exclusión social. Lo que hicimos durante años fue graduar a los pobres de violentos. Lo que hicimos durante años fue estigmatizar a los pobres de delincuentes, cuando realmente lo que está probado hoy es que la violencia, el crimen y la delincuencia son una expresión natural de la exclusión social, no de la pobreza”, reiteró durante la conferencia Repensando la dignidad humana y la solidaridad en México. El también presidente del Instituto Latinoamericano de Ciudadanía del Sistema Tecnológico de Monterrey informó que en 2012 fueron cometidos en el mundo 470 millones de homicidios, de los cuales 37% ocurrieron en Latinoamérica. Durante la presentación del colombiano, un grupo de estudiantes se manifestó con camisetas negras contra el general, a quien acusaron de conductas delictivas. En un mail que difundieron antes del evento, señalaron que Naranjo ha sido vinculado con grupos del narcotráfico y paramilitares, porque es hermano de un narcotraficante encarcelado en Alemania y porque ha violado derechos humanos en Colombia, además de que se le relaciona con el ataque militar contra la población de Sucumbíos, en Ecuador, con un saldo de 25 muertos. Los inconformes lamentaron la presencia de Naranjo en el Tecnológico de Monterrey, justo el día de la conmemoración por el 45 aniversario de la masacre de Tlatelolco. Los jóvenes, quienes dijeron formar parte de la Asamblea Estudiantil del Tec, se mostraron sorprendidos de que los organizadores no permitieran al público participar en la acostumbrada sesión de preguntas y respuestas al finalizar la ponencia. Los reporteros que acudieron al evento también fueron acotados por los organizadores, quienes les pidieron que sus preguntas se ciñeran al tema tratado, debido a que el general tenía una agenda muy apretada.

Comentarios