Espionaje: anuncia EU que responderá por vía diplomática; Cancillería condena práctica

domingo, 20 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La embajada de Estados Unidos en México indicó que responderá por la vía diplomática, tras revelarse que los servicios secretos de ese país han espiado sistemáticamente al gobierno mexicano, operación que incluso alcanzó al expresidente Felipe Calderón y a miembros de su gabinete. En un comunicado la embajada estadunidense afirma que “es su política recabar datos de inteligencia de la misma naturaleza que es recabada por todas las naciones y que valoran su cooperación con todos los países sobre asuntos de interés mutuo”. Agrega que “el gobierno de Estados Unidos responderá a través de medios diplomáticos a nuestros socios y aliados. No vamos a comentar públicamente sobre cada aspecto de una supuesta actividad de inteligencia”. La embajada afirmó que los presidentes de México y EU, Enrique Peña Nieto y Barack Obama, comparten el deseo de trabajar más estrechamente para llevar prosperidad y seguridad a sus ciudadanos. “En términos más amplios, los Estados Unidos valoran su relación con México. Ambos países son socios estratégicos y disfrutan una estrecha cooperación en muchos frentes, como lo evidencia la exitosa visita de trabajo del presidente Obama a su contraparte el presidente Enrique Peña Nieto en mayo pasado”, enfatizó. De acuerdo con información publicada este domingo por el semanario alemán Der Spiegel, que cita informes secretos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) que obran en  la base de datos de Edward Snowden, hasta el contenido de mensajes de texto y correo electrónicos del presidente Enrique Peña Nieto y gente de su entorno son conocidos de primera mano por el gobierno estadunidense Los documentos citados revelan cuando menos tres operaciones de espionaje enfocadas a México y que se habrían desarrollado desde el año 2010, cuando Felipe Calderón era aún presidente, y se extienden hasta la actual administración de Peña Nieto. Por su parte, el gobierno de México condenó el espionaje realizado por Estados Unidos. En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) condenó dicha práctica al considerarla una “violación de la privacidad de las comunicaciones de instituciones y ciudadanos mexicanos. Esta práctica es inaceptable, ilegítima y contraria al derecho mexicano y al derecho internacional”. La SRE reiteró que el presidente Obama se comprometió en su más reciente encuentro con Peña Nieto a realizar una investigación exhaustiva que conduzca al deslinde de responsabilidades. Este mismo compromiso fue confirmado por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, durante una reunión de trabajo sostenida en días recientes con el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, agrega el comunicado de la Cancillería. “Mediante una nota diplomática, el gobierno de México habrá de reiterar la importancia que tiene para nuestro país dicha investigación, misma que deberá ser concluida a la brevedad”, apuntó. La SRE destaca que en una relación entre vecinos y socios no hay cabida a las prácticas que se alega tuvieron lugar. Por ello, el diálogo institucional que sostienen las instancias correspondientes es fundamental para mantener su relación de confianza y respeto.

Comentarios