Tres días después, niega Segob montaje militar al estilo Bozzo en Tixtla

lunes, 21 de octubre de 2013

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Debieron pasar tres días para que el gobierno federal rechazara haber pretendido realizar un montaje mediático para exaltar labores del Ejército en Tixtla, acción que desató la ira de los habitantes de este lugar, donde la tercera parte de los pobladores permanece inundada desde hace más de un mes.

No obstante, admitió que enviaron un equipo de grabación, acompañado de soldados, infantes de Marina, policías federales y brigadistas de Protección Civil, para “levantar imágenes que permitan dar a conocer que la situación de emergencia en Tixtla y en otras zonas del país se sigue atendiendo”.

En un comunicado, la Secretaría de Gobernación (Segob) aseguró este lunes que “dicho equipo de ninguna manera elaboraba spot alguno para destacar la labor del Ejército Mexicano”.

El gobierno federal emitió su postura tres días después de que habitantes del barrio de El Santuario, quienes resultaron afectados por la grave inundación, retuvieron por más de seis horas a militares, policías federales y personal de una empresa productora que realizaba una grabación en la zona anegada.

Los damnificados denunciaron que las autoridades federales pagaron 200 pesos y entregaron despensas a varias personas para que permitieran simular que estaban siendo rescatadas por el Ejército, la Marina y la Policía Federal (PF).

Este hecho desató la ira de los afectados, al considerar que la actitud asumida por las autoridades federales era una burla, debido a que hasta el momento cientos de casas siguen inundadas y se estima un promedio de 10 mil damnificados.

Sobre este hecho, el gobierno federal aseguró que la retención de autoridades civiles y militares se debió a “conflictos locales y no a la presencia y actividad que efectúan los militares en la zona”.

Luego, agregó que los retenidos fueron liberados “tras dialogar” con autoridades estatales.

El comunicado oficial calificó como legítima la demanda social de los damnificados, y recordó que el gobierno federal instaló un sistema de bombeo para desahogar el agua estancada, aparte de que estima que las labores de limpieza se prolonguen durante los próximos 20 días.

“La prioridad es proteger la vida de los habitantes de Tixtla y de todas las comunidades afectadas, sin distinción, hasta que los pobladores se sientan seguros y puedan regresar a sus actividades con normalidad”, indica el comunicado.

No obstante, el gobierno federal omitió informar que desde hace tres días se descompuso el sistema hidráulico y las labores de limpieza de la laguna para reducir la inundación se encuentran suspendidas.

Previo a ello, el domingo 22 de septiembre, el portal de Proceso difundió una nota de sus enviados Marcela Turati y Eduardo Miranda titulada “Utiliza Laura Bozzo helicóptero del Edomex para montar teledrama en Guerrero”, en la que da cuenta de la utilización de un helicóptero del Grupo de Rescate Aéreo Relámpagos del gobierno del Estado de México para transportar a Laura Bozzo a la zona de desastre y grabar un “especial” para su programa de televisión.

En esa ocasión, la aeronave sobrevoló el río de Coyuca, mientras la gente miraba con la esperanza de que transportara ayuda y víveres.

Sin embargo, de la puerta abierta cayó una cuerda por la que una persona se deslizó a rapel hasta el piso, mientras en tierra cámaras de televisión la grababan. Se trataba de la conductora de Televisa Laura Bozzo.

Ese hecho desató una ola de críticas en redes sociales contra la peruana que días después se enfrascó en una pelea mediática con la periodista Carmen Aristegui, quien retomó en su noticiero radiofónico el montaje televisivo de Bozzo.