Exesposa de Fox, involucrada en lavado de 500 mdd

martes, 22 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Lilián de la Concha, exesposa de Vicente Fox Quesada, fue involucrada en un caso de lavado de dinero por 500 millones de dólares, procedentes de un cártel de la droga mexicano. Marco Antonio Delgado, exfideicomisario de la Universidad de Carnegie Mellon, fue acusado de asociarse con Lilián de la Concha para cometer el crimen. Delgado fue detenido en noviembre pasado en El Paso, Texas por agentes del Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y es acusado de lavar dinero para el cártel de los Valencia. La fiscal Debra Kanof refirió que, en su declaración, Delgado reveló que sostuvo una reunión con Lilián de la Concha en la Ciudad de México. Ahí acordaron concretar una transacción por 500 millones de dólares y Delgado se llevaría el 5% del dinero que lavara. De acuerdo con una entrevista ofrecida a Alberto Tavira en el 2012, Lilián de la Concha admitió haber usado sus contactos entre las altas esferas del gobierno federal para acercar a Delgado con directivos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para incluir a una empresa a la que él asesoraba en una licitación, así como idear juntos un proyecto para abrir una compañía de seguros de repatriación para migrantes que fallecieran en Estados Unidos. Para esta última, según la exesposa de Fox, ella se encargó de convencer a tres empresarios mexicanos de aportar 500 mil dólares cada uno para este proyecto, que se concretaría con respaldo de la embajada estadunidense, lo que nunca ocurrió, pues Delgado se esfumó, fingiendo que se encontraba gravemente enfermo y a punto de morir. Uno de los empresarios a los que inicialmente contactó Lilián fue Raúl Romo, quien había sido amigo de Vicente Fox. El juicio contra Delgado se celebra en la ciudad de El Paso. El acusado es señalado de asociarse con un cártel de la droga entre julio de 2007 y diciembre de 2008. La investigación se inició en 2007, de acuerdo con una nota difundida por la agencia AP. Delgado donó 250 mil dólares para una beca para estudiantes hispanos en la Universidad de Carnegie Mellon, donde era fideicomisario. Vicente Fox estuvo casado durante 20 años con Lilián de la Concha, a quien conoció cuando ambos trabajaban en la Coca-Cola. Con ella adoptó a sus cuatro hijos: Ana Cristina, Vicente, Paulina y Rodrigo. Sin embargo, se separaron durante la campaña de Fox para gobernador de Guanajuato, y posteriormente se divorciaron cuando Vicente inició una relación con su entonces vocera Marta Sahagún, quien a su vez se divorció del veterinario Manuel Bribiesca. En 2007, el Tribunal de la Rota Romana anuló el matrimonio de Vicente Fox con Lilián de la Concha, determinación que finalmente le ayudó a casarse con Marta Sahagún. Ese mismo año, Lilián hacía planes de boda con Delgado, a quien había conocido en 2002 y el que se presentaba ante ella como un abogado divorciado y posteriormente como agente de la CIA, que manejaba recursos del Plan Mérida, lo que supuestamente ella creyó, de acuerdo con una entrevista que ofreció a Alberto Tavira, publicada en Animal Político a fines de noviembre de 2007. Según esta versión de Lilián de la Concha, fue Nereo Vargas Velázquez, un alto funcionario del Sindicato Único de Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), quien le presentó a Marco Antonio Delgado en el 2002 “y de inmediato se simpatizaron”. Él usaba trajes a la medida, relojes de colección, accesorios de marcas internacionales y siempre traía consigo mucho efectivo, según describió en esa entrevista. Otra de las referencias que tenía de Delgado provenía del exsecretario de Gobernación, Mario Moya Palencia, quien decía conocerlo muy bien. Ambos comenzaron a llamarse y cada que él viajaba a México se reunían. Lilián contó al reportero que el hombre siempre llegaba con unas maletas “tipo doctor” y le decía que en ellas traía dólares para el Plan Mérida, pues “era un agente de la CIA”, y además amigo de Tony Garza, en ese entonces embajador de Estados Unidos en México, y de Laura Bush, esposa de George W. Bush. En 2006 a Lilián se le ocurrió emprender un negocio con seguros para los migrantes y Delgado estuvo de acuerdo, por lo que éste le ofreció hacer las gestiones con Tony Garza, y posteriormente le pidió 3 millones de dólares como anticipo, pues “la embajada ya estaba haciendo el papeleo”. Todavía Lilián pidió a Marco Delgado que la acompañara a la boda de su hija Paulina en el 2006, cuando Fox aún era presidente y las nupcias se llevaron a cabo por todo lo alto en la Catedral de León, con una celebración posterior en La Estancia, uno de los ranchos que Fox Quesada construyó desde la Presidencia en las tierras que alguna vez habían pertenecido a su abuelo, y que finalmente recuperó. Es entonces cuando ella contacta al amigo de su exesposo, Raúl Romo, y entre ambos consiguen un millón y medio de dólares de tres empresarios (cuyos nombres se negó a revelar al periodista), de los cuales entregó 500 mil a Delgado y el resto lo depositó a una cuenta bancaria, que después supo era de la esposa del supuesto agente de la CIA, quien efectivamente se había divorciado pero después se volvió a casar con otra mujer. Al entregarle el dinero, Delgado le aseguró que verían los primeros frutos de la inversión a principios de 2007. Posteriormente, refiere el testimonio publicado en Animal Político, Lilián se reunió con Delgado en El Paso en febrero de 2007 para concretar un negocio de importación de tequila, que tampoco se logró. Y Marco Delgado le ofreció matrimonio, oferta que ella aceptó. Pero las cosas cambiaron a partir de entonces: él se hizo el huidizo con ella, luego argumentó que se encontraba muy enfermo de cáncer, prácticamente desahuciado, hasta fingió estar muriendo. Fue un amigo de ambos quien desengañó a Lilián, afirmó ella en la referida entrevista, al asegurarle que Delgado se encontraba en perfecto estado de salud y con su esposa Liliana Narváez en un rancho de Chihuahua. “Siempre fui utilizada, fui una estúpida”, declaró en esa ocasión la exesposa de Vicente Fox.

Comentarios