Guerrero y Michoacán concluyen alerta por 'Raymond'

miércoles, 23 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que Raymond se degradó a tormenta tropical y se alejó de las costas de México, las autoridades dieron por concluida la alerta para Guerrero y Michoacán. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) señaló que Raymond continúa alejándose de las costas mexicanas, con una trayectoria hacia el oeste-suroeste y una velocidad de 13 kilómetros por hora, ubicándose a 320 kilómetros al sur-suroeste de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y a 325 kilómetros al sur-oeste de Zihuatanejo, Guerrero. Pese al alejamiento del meteoro, la dependencia mantiene vigilancia en la zona por efectos de “lluvias intensas a muy fuertes” en Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco. Además, el organismo informó de un nuevo sistema de baja presión en el Golfo de México con 10% de probabilidades de convertirse en ciclón tropical en las próximas 48 horas. Dicho sistema se formó en la Sonda de Campeche. Asimismo, señaló que el frente frío número 8 se ubica en la costa norte de Veracruz, y su masa de aire frío cubre el noreste del país, lo que ha originado descensos de temperatura en el norte, noreste y centro de México, incluyendo Tamaulipas y Veracruz, además de vientos fuertes en la zona costera y marítima de ambas entidades, que se extienden al Istmo y Golfo de Tehuantepec, en el Pacífico. “Por la interacción de estos tres fenómenos se pronostican lluvias intensas en Veracruz, Oaxaca, Chiapas y Tabasco. Muy fuertes en Campeche, Yucatán, San Luis Potosí, Colima, Jalisco, Morelos, Puebla e Hidalgo; fuertes en el Estado de México, Distrito Federal, Guanajuato, Tamaulipas, Nuevo León, Tlaxcala y Quintana Roo, y lluvias moderadas en Nayarit, Zacatecas y Aguascalientes”, señaló en un comunicado la Conagua. Ya convertido en tormenta tropical, en las primeras horas de este miércoles, Raymond se mantuvo estático sobre el mar y sus lluvias causaron inundaciones que obligaron a las autoridades a evacuar el poblado de El Paraíso, en Guerrero, amenazado por deslaves de dos cerros. Durante la noche, autoridades estatales de Protección Civil pidieron desalojar a los siete mil habitantes ante el temor de aludes. El subsecretario del organismo, Constantino González, dijo que los cerros han retenido mucha agua de tormentas anteriores y por ello las autoridades temen que se vengan abajo. Si bien las lluvias provocadas por Raymond no alcanzaron los niveles causados por la tormenta tropical Manuel, las autoridades de Guerrero no quisieron arriesgarse y evacuaron a decenas de personas de comunidades serranas y de zonas bajas costeras, y enviaron más de mil 500 soldados a la región. Por la tarde, en rueda de prensa, el gobernador Ángel Aguirre informó que la alerta bajó de roja a naranja en la entidad, por lo que las actividades regresaron a la normalidad y los destinos turísticos están listos para recibir a los visitantes. Subrayó que la población de las comunidades de San Vicente, en el municipio de Chilpancingo, y Pie de la Cuesta, en Atoyac de Álvarez, no volverán a esas áreas hasta que se determine un espacio seguro para asentarse. Hasta hoy, abundó, mil 500 personas se encuentran en albergues en todo Guerrero, pero regresarán a sus hogares después de la contingencia. Ángel Aguirre también comentó que los aeropuertos de Acapulco y Zihuatanejo están operando con normalidad, y a partir del próximo domingo 27 ya se podrá circular sin problemas por la carretera federal México-Acapulco. Por su parte, el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó del reinicio de clases y todas las actividades en el estado. En la misma conferencia, efectuada en las instalaciones de la Promotora Turística de Acapulco, dijo que la población está fuera de peligro y por ello se levantó la alerta roja. Raymond, agregó, está avanzado mar adentro y ha dejado sólo humedad, que provocará lluvias normales y un poco de vientos. También mañana se reanudarán las actividades escolares en los municipios de Lázaro Cárdenas, Arteaga, Aquila y Coahuayana, luego de que autoridades de Michoacán dieron por terminada la fase de alerta. Jaime Mares Camarena, secretario de Gobierno estatal, informó que las personas que se encontraban en los albergues temporales han retornado a sus hogares, luego de que se constató la disminución de riesgos No obstante, indicó que el gobierno del estado se mantendrá atento a los escurrimientos que pudieran generar las lluvias que deja el fenómeno meteorológico, a fin de tomar las medidas necesarias.  

Comentarios