Escala México 16 posiciones en igualdad de género en un año: WEF

viernes, 25 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- De acuerdo con el Índice Global de Diferencias de Género 2013, realizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), las mujeres mexicanas han ganado más espacios en la vida económica y en los procesos de toma de decisiones respecto del año pasado. En un solo año, precisó, la medición escaló de golpe 16 posiciones, al pasar del lugar 84 al 68 en un listado de 136 naciones. "México continúa mejorando su posición desde 2009, y este año ganó 16 lugares. Esto se debe en parte al resultado de una mejora en el porcentaje de participación laboral de mujeres profesionales y trabajadoras técnicas y en parte al incremento de mujeres en el Congreso, ya que antes había 26% de mujeres y ahora el porcentaje es de 37%", cita el documento. El índice evalúa cuatro rubros, con una calificación en la que 1 significa una mayor incursión femenina y equivalencia en cuanto a oportunidades con su contraparte masculina. En participación económica observa la diferencia de salarios y el acceso a empleos que requieren alta preparación, mientras que en el poder político toma en cuenta la representación de hombres y mujeres en la toma de decisiones. En logros educativos, el informe mide el acceso a educación básica y superior, y en sanidad, la expectativa de vida. El indicador sobre salud y supervivencia dio a México un puntaje de 0.98 puntos, mientras que en el de educación alcanzó una calificación de 0.99 puntos. La evaluación en participación económica fue de 0.55 y la de empoderamiento político de 0.24. Los rubros que permitieron el avance de México en la lista fueron justamente estos dos últimos, en los que en 2012 el país obtuvo 0.53 para participación económica y 0.17 para empoderamiento político. "La región de América Latina y el Caribe, que ha cerrado la disparidad de género en 70% en 2013, muestra el mayor avance el año pasado respecto al resto del mundo", refiere el documento. Añade: "Si bien es cierto que sólo dos países están entre los 20 más sobresalientes en términos de participación económica, la región tiene un desempeño notable en términos de legisladores, así como en oficiales y administrativos en puestos superiores". El índice ubica a Nicaragua como el país mejor calificado en igualdad de género en América Latina, con la posición 10, seguido de Cuba, en el puesto 15; Ecuador, en el 25; Bolivia, en el 27, y Barbados, en el 29. Argentina ocupó el sitio 34, Colombia el 35, Venezuela el 50 y Brasil el 62, seguido de México, que se colocó en la posición 68. Por debajo de nuestro país se ubicaron: Perú, en el sitio 80; Paraguay, en el 89; Chile, en el 91, y Guatemala, en el 114. El primer lugar de los 136 países evaluados lo ocupa Islandia, seguido de Finlandia, Noruega, Suecia y Filipinas, en ese orden. Las potencias emergentes como Rusia, China e India se ubicaron en el lugar 61, 69 y 102, respectivamente. Los últimos lugares de la lista los ocuparon países como Túnez, Turquía, Marruecos y Arabia Saudi. Entre las naciones que descendieron respecto del año pasado están Estados Unidos y Suiza. En el primero la situación es mixta, según el Foro, pues en ese país, apunta, las mujeres lograron un mayor poder político, pero aumentó la brecha económica, lo que llevó al país del norte a perder seis puestos en la lista y ubicarse en el lugar 31. Suiza, otro de los países más ricos del mundo, se ubicó en el lugar 40, lo que le significó bajar 12 posiciones respecto de su posición en 2006. Klaus Schwab, fundador y presidente del Foro, afirmó que el estudio refleja la magnitud de las diferencias de género en todo el mundo. “Mientras los líderes políticos y empresariales buscan la manera de limitar la escasez de talento, es cada vez más urgente minimizar la brecha entre géneros y aprovechar los talentos de hombres y mujeres”, dijo. Por su parte, el economista Ricardo Haussman, uno de los expertos que participó en la elaboración del informe y también director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, señaló que el índice "no penaliza a los países con un nivel de educación bajo, sino a los que distribuyen de manera desigual la educación entre hombres y mujeres".

Comentarios