Peña pidió a EU "poner punto final" al tema del espionaje

viernes, 25 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- Documentos obtenidos por el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos revelan que desde julio pasado los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Barack Obama, a través de la entonces secretaria  de Seguridad estadunidense, Janet Napolitano, buscaron “poner punto final” a las  tensiones que generaron las revelaciones del exagente Edward Snowden sobre el espionaje del país del norte. “Los mexicanos han señalado que esperan tu reunión con Peña Nieto para ‘poner punto final  (put to bed)’ a los asuntos relacionados con las filtraciones de (Edward) Snowden, que están escalando en la prensa mexicana (….) Por separado, se te proveerán puntos clave desde la Casa Blanca para responder a este asunto”, instruye un documento del Departamento de Seguridad Interna a Napolitano, dado a conocer por Noticias MVS primera emisión. El texto, obtenido por los periodistas estadunidenses Jesy Michael Evans y Jesse Franzblaua, a través del Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, propone que México no amplíe los reclamos sobre el espionaje por parte de Estados Unidos. En julio pasado, Napolitano se reunió en dos ocasiones con Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a fin de poner fin al escándalo internacional que provocaron las filtraciones de Snowden al diario británico The Guardian y a TV Globo de Brasil. El documento que llevaba preparado Napolitano para la reunión de “alto nivel”, el 24 de julio –Puntos a tratar: reunión entre el DHS y el encargado de la Segob (Miguel Ángel Osorio  Chong)–, enlista los 10 temas a tratar en las reuniones, entre ellos felicitar al gobierno de México por la captura de Miguel Ángel Treviño Morales, líder del cártel de Los Zetas,  así como hablar sobre la necesidad de reforzar la seguridad de la frontera y fortalecer iniciativas de repatriación, pero del presunto espionaje, nada. Lo que sí se ordenó a Napolitano fue convencer a Peña Nieto de seguir colaborando con Estados Unidos en áreas de seguridad, en particular con la Dirección de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés). “Durante tu reunión deberás asegurarle al presidente Nieto que, a pesar de tu inminente partida, México continuará siendo una prioridad y un socio estratégico para el DHS. “Deberás aplaudir la visión del presidente Nieto y su compromiso con asuntos de economía y seguridad nacional… resaltar el esfuerzo histórico que has encabezado en desarrollar la filosofía y la puesta en marcha de un marco para una administración conjunta de la regiones fronterizas. “Dado el flujo de gente y bienes a través de Centroamérica, y el impacto de esos flujos en las fronteras de Estados Unidos, debes expresar tu apoyo para los esfuerzos de México en su frontera sur”, señala el documento. Pese a que uno de los objetivos de la reunión de alto nivel entre Peña Nieto y Napolitano, ese 24 de julio, era “poner punto final al tema de espionaje en México”, el gobierno mexicano se apegó al guión estadunidense y minimizó el asunto. Incluso estaba prevista una conferencia de prensa entre Napolitano y Osorio Chong. Sin embargo, ante la posibilidad de que saliera a flote el tema del presunto espionaje, la conferencia de prensa se canceló. En días pasados la revista alemana Der Spiegel dio a conocer que la administración estadunidense también espió al expresidente Felipe Calderón, lo que ha obligado al gobierno de Peña Nieto a retomar el tema y exigir una investigación al respecto.

Comentarios