Obesidad y diabetes, las nuevas amenazas para los mexicanos: Peña

jueves, 31 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto anunció este jueves la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes que, dijo, “será pieza fundamental para mejorar la salud y calidad de vida de las familias mexicanas”. En las instalaciones del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, el Ejecutivo delineó tres ejes de acción de la Estrategia Nacional: salud pública, atención médica oportuna, y regulación sanitaria y política fiscal en favor de la salud. Luego de señalar que un México incluyente y próspero sólo es posible con “mujeres y hombres informados, activos y sanos”, Peña Nieto manifestó que el sobrepeso, la obesidad y la diabetes son las nuevas amenazas para la salud de los mexicanos y deben afrontarse con decisión para seguir avanzando hacia una sociedad más sana. Lamentablemente, dijo, “somos una sociedad que padece de sobrepeso y que tiene pocos hábitos para mantenernos sanos, sobre todo, en enfermedades que son prevenibles”. Añadió: “Mucho podemos hacer si logramos un frente común entre autoridades –en quienes recae la primera responsabilidad para ser promotoras de este esfuerzo– y la sociedad en su conjunto”. El mexiquense precisó que una de cada cinco muertes en el país es causada por diabetes, pero más preocupante aún es que uno de cada tres niños mexicanos padece sobrepeso u obesidad, apuntó. Estas condiciones, sostuvo, obligan a actuar de inmediato, de manera integral y coordinada entre autoridades, pero también con el sector privado e instituciones sociales. Al detallar los tres pilares de la Estrategia Nacional, explicó que en el rubro salud pública se contempla la promoción de estilos de vida saludables, amplias campañas de promoción a la salud a través de la educación, monitoreo permanente de las enfermedades no transmisibles y la instrumentación de acciones preventivas. Mencionó que para dar seguimiento a esas acciones instruyó a la Secretaría de Salud (SS) a establecer un observatorio que permita generar información para una adecuada toma de decisiones en contra de la obesidad y la diabetes. Sobre la atención médica oportuna, segundo pilar de la Estrategia Nacional, señaló que a partir de un nuevo modelo de identificación de personas con factores de riesgo o con diagnóstico previo, “aseguraremos que tengan acceso efectivo y oportuno a los servicios de salud, privilegiando siempre la prevención”. Se empleará toda la tecnología e innovación que esté al alcance “para facilitar y mejorar la atención y accesibilidad a los servicios de salud”, añadió. Respecto del tercer rubro –regulación sanitaria y política fiscal en favor de la salud–, Peña Nieto indicó que el gobierno federal promueve distintas medidas para alentar comportamientos saludables entre la población. Como avances en ese sentido, mencionó que “con el respaldo de las señoras y señores legisladores se han aprobado cambios a la legislación fiscal que mejorarán sustancialmente la salud de los mexicanos”. Subrayó que a propuesta del Ejecutivo se gravarán las bebidas azucaradas, y por iniciativa de los diputados, respaldada en el Senado de la República, ocurrirá lo mismo con los alimentos no básicos con alta densidad calórica. “El propósito de ambos impuestos es reducir el consumo de estos productos asociados al incremento del sobrepeso y la obesidad entre los mexicanos”, aseguró. En su oportunidad, la titular de la SS, Mercedes Juan López, manifestó que la obesidad y la diabetes representan ya el mayor reto sanitario y “debemos enfrentarlo con firmeza”. Ambas enfermedades, subrayó, no sólo son un problema de salud en el aspecto médico y sanitario, sino que están afectando el desempeño escolar y la productividad laboral, “lo que se traduce en implicaciones negativas para la calidad de vida de la población y la competitividad económica de nuestro país”. Juan López precisó que la atención médica a enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la obesidad representó en 2008 un gasto de 42 mil millones de pesos, lo que corresponde a 1.3% del Producto Interno Bruto y 13% del gasto público en salud, y esa cifra, advirtió, se duplicará en 2017. La titular de la SS agregó que de acuerdo datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el segundo lugar en prevalencia de población adulta con obesidad entre los países miembros. Asimismo, puntualizó que una persona con sobrepeso gasta 25% más en servicios de salud, gana 18% menos que un individuo sano, y presenta mayor ausentismo laboral, lo que representa un problema grave para la salud pública y para la economía nacional, concluyó.

Comentarios