Detienen en Chiapas a capo guatemalteco y lo extraditan en menos de 24 horas

viernes, 4 de octubre de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Agentes policiales —hasta ahora no se sabe si locales o federales— capturaron la madrugada de hoy en Tuxtla Gutiérrez al narcotraficante guatemalteco Eduardo Francisco Villatoro Cano El Guayo Cano, por quien el gobierno de ese país ofrecía una recompensa de 100 mil quetzales. En menos de 24 horas fue enviado a su país de origen. La Procuraduría General de la República (PGR) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) negaron información sobre su captura toda la mañana y la tarde. De hecho, fue mediante el diario guatemalteco Prensa Libre que su supo que El Guayo Cano fue capturado en Tuxtla Gutiérrez cuando estaba internado en una clínica, donde se sometería a una cirugía. Aunque oficialmente registró que era un problema del apéndice se reveló que se hizo una cirugía estética, una liposucción, para ser precisos. En la PGR negaron toda información sobre su captura, en tanto que la sede de la PGJE de Chiapas permaneció toda la mañana bajo un fuerte dispositivo de seguridad policiaco y un cerco militar. Posteriormente, una larga caravana de vehículos de policías estatales y del Ejército se movilizó al aeropuerto Llano San Juan, donde un avión del gobierno federal había aterrizado para llevarse a El Guayo Cano y dos de sus acompañantes, con quienes fue capturado. Según Prensa Libre, el abogado defensor de Villatoro Cano solicitó al juez que su cliente fuera enviado al Centro Médico Militar debido a que fue operado. Médicos forenses del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) certificaron que Villatoro Cano sí había sido intervenido: no por una apendicitis, sino por una liposucción. Dependiendo del chequeo médico, el detenido puede quedar en el hospital o ser enviado a prisión preventiva. El Ministerio de Gobernación y el Ministerio Público (MP) guatemaltecos han manifestado su interés de que el presunto narcotraficante sea recluido en la cárcel Fraijanes I, la más segura del país. El Guayo Cano declaró a periodistas de ese país centroamericano que ingresó hace 13 días a México y fue capturado a las 4 horas de hoy. Prensa Libre reseña que el capturado dijo temer por su vida: “Ustedes saben quién anda detrás de mí”. Dijo que “si hablo ¿quién va a proteger a mi familia?”. El ministro de Gobernación, Maurico López Bonilla, indicó que con la captura se da por concluida la operación “Dignidad” en Huehuetenango, pero se mantendrá un dispositivo para resguardar el área y evitar que el territorio sea utilizado por otro grupo delictivo. Villatoro Cano fue capturado esta madrugada en Tuxtla Gutiérrez, México, junto a Edgar Waldiny Herrera Villatoro, alias Gualas, cuando se recuperaba ya de la liposucción, dijo el ministro López Bonilla en una conferencia de prensa en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), zona 13. La fiscal general, Claudia Paz y Paz, presente en la misma conferencia, dijo que al grupo del detenido se le vincula con más de 30 asesinatos, entre ellos la masacre de nueve policías cometida en Salcajá, Quetzaltenango, así como la muerte de una fiscal del Ministerio Público. Se le investiga de tráfico ilícito de droga, homicidio y robo agravado, entre otros delitos. Paz y Paz explicó que se había solicitado la orden de extradición a México desde agosto pasado. La orden de captura contra los presuntos narcotraficantes se hizo efectiva al momento de ingresar al territorio nacional.

Comentarios