Queman expediente de indígena que parió en el patio de un hospital

martes, 8 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El pasado jueves 3, la indígena mazateca Irma López Aurelio tuvo que parir en el jardín de un centro de salud de Oaxaca por la negligencia del personal médico. A pesar de las adversas condiciones que rodearon el parto, la pesadilla no termina para Irma, quien ahora denunció que su expediente desapareció de la clínica del municipio de Jalapa de Díaz. En entrevista con el periodista Ricardo Rocha, quien conduce una barra de noticias matutina en Radio Fórmula, la indígena oaxaqueña denunció que, de acuerdo con la versión del personal del centro de salud, su expediente fue “quemado”. “Me vinieron a avisar los vocales que los expedientes que tengo en la clínica los quemaron, como Oportunidades les dio apoyo del gobierno, dicen que yo no existo”, reveló. Según ella, dicha notificación le llegó en medio de amenazas para que no declare más sobre el caso que causó revuelo en el país, gracias a la difusión en las redes sociales, y que incluso motivo la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Sin embargo, Irma dijo que no se callará. “Yo no me estoy callando, estoy siguiendo con esta lucha, a ver hasta dónde llego. Le diría al gobernador todo como me hicieron”. Sobre el recibimiento que le dieron en el centro se salud, donde acudió para ser atendida, precisó: “Una enfermera  me sacó, me dijo que caminara, me dijo que había mucha gente porque era día de vacunas. Yo me hice a un lado, se reventó la fuente,  me fui a un lugar solo y me alivié” Subrayó: “Me dijeron que no estaba en parto para que naciera el niño, que esperara hasta las 8 que me atendiera el doctor”. Aparte de ello, Irma tuvo que pagar los servicios post parto que le brindaron luego de parir en el patio de la clínica en Jalapa de Díaz. “Sí, me cobraron y compré todo el medicamento que necesitaba, mi esposo lo compró todo, pues fue 400 lo del medicamento que compró y todavía se quedaron ahí ellos, se les quedó todas las cosas ahí”, señaló en días pasados. Ayer, diversas organizaciones humanitarias, entre ellas Promoción para el Desarrollo y Juventud, Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), Ipas México, Asociación Mexicana de Partería, Consejo Ciudadano de Cultura y Formación Autogestiva, y el Centro de los Derechos de la Mujer Nääxwiin, demandaron la restitución del daño a través de una indemnización a la afectada por parte de los servicios de salud de la entidad, la rehabilitación de Irma y su hijo, la satisfacción de la mujer, la familia  y su bebé, y garantías de no repetición. De igual manera, exhortaron a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca a que realice una investigación objetiva y profunda para esclarecer los hechos, y para fincar las responsabilidades correspondientes en todos los niveles, incluyendo los institucionales. Para el buen cumplimiento de las garantías de no repetición, exhortaron a la Secretaría de Salud federal –a través del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva y de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud– a que realice una evaluación integral, exhaustiva y transparente del desempeño de los servicios de salud de Oaxaca, particularmente en la atención materna, en contextos indígenas y en el centro de salud involucrado. “Exigimos que los resultados de la misma (investigación) se den a conocer públicamente, y que se establezcan las medidas correspondientes para corregir las deficiencias que llevaron a tan vergonzoso acontecimiento”, puntualizaron, luego de celebrar que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) iniciara una queja por la presunta violación a los derechos humanos de la indígena mazateca. El caso se conoció debido a que un ciudadano que estaba en el lugar del hecho tomó una fotografía justo en el momento del alumbramiento. En la imagen se ve a la mujer en cuclillas, y al niño en el césped, aún unido por el cordón umbilical. Desde su cuenta de Facebook, Eloy Pacheco López explicó: “Tras esperar y exigir atención durante dos horas dio a luz en el patio del nosocomio tras ser ignorada por el personal bajo la dirección del supuesto médico Adrian René Cruz Cabrera” (sic). La imagen fue retomada por el Portal Ruta 35 y comenzó a difundirse en Twitter, donde se multiplicaron los comentarios para reprobar el proceder del personal médico del sanatorio y del secretario de Salud de Oaxaca, Germán Tenorio Vasconcelos. El gobierno del estado, en respuesta, emitió un boletín en el que señala que ordenó “una investigación imparcial y a fondo al personal médico del Centro de Salud de Jalapa de Díaz, a fin de deslindar responsabilidades respecto a la presunta negligencia médica en el proceso de atención de la señora Irma López Aurelio, quien dio a luz a un niño” la madrugada del jueves 3. Sin embargo, el secretario de Salud intentó que los reflectores voltearan hacia otro lado, y en el comunicado gubernamental reprobó “que este lamentable hecho haya sido utilizado con fines de morbo a través de las redes sociales, lastimando la imagen de la mujer y su hijo en primer término, y en segundo, afectando la imagen de los trabajadores de salud”.  

Comentarios