Exige la CNDH a Narro proseguir con caso de docente acosador

miércoles, 13 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reiteró hoy que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) actuó de manera parcial en el caso de la estudiante preparatoriana que fue víctima de acoso sexual por parte de un profesor de física. En respuesta al comunicado enviado este miércoles por la UNAM en el que rechaza que haya actuado con impunidad al despedir únicamente al catedrático, el organismo que preside Raúl Plascencia Villanueva insistió en que la víctima de 16 años quedó en estado de indefensión y con ello “se le niega las posibilidad de justicia y de acceder a una atención integral de esa casa de estudios, para sentar un precedente, y que el agravio no quedara en la impunidad”. La CNDH señaló que si bien la directora del plantel inició un “procedimiento de investigación administrativa s/n” en contra de Castro Ruiz, en el que se le informó de la rescisión de su contrato, no remitió constancia alguna para dar vista de los hechos a la Contraloría de la UNAM, con el fin de que se investigara la responsabilidad del señalado. La sanción del maestro, insistió el organismo nacional, se restringió al ámbito laboral y de esa manera los agravios quedaron en la impunidad, limitándose con ello el acceso a la justicia de la menor de edad. “Esta situación conlleva responsabilidad de los servidores públicos que omitieron presentar una queja ante la referida Contraloría. “A más de seis meses de que se suscitaron los hechos, esta Comisión Nacional no ha observado que la autoridad haya implementado medidas para evitar la repetición de hechos como los que dieron origen a esta recomendación”, abundó la CNDH. El ombudsman refirió que del análisis exhaustivo del caso se advirtió que la UNAM “omitió deslindar responsabilidad administrativa” a efecto de inhabilitar al profesor denunciado “para evitar que continuara impartiendo clases, e impedir que se repitieran casos como el que nos ocupa”, recalcó. La única determinación que se tomó, subrayó, fue rescindir laboralmente el contrato con el docente. Además de la responsabilidad administrativa, la CNDH señaló que sigue pendiente la responsabilidad penal, debido a que el “docente se aprovechó del cargo para hostigar sexualmente a la joven”. Por ello, explicó, en la recomendación se le solicita al rector que se tomen las medidas para que acompañe a la CNDH a dar el trámite debido a la denuncia penal por este caso y otros similares donde se hacen referencias a Castro Ruiz.

Comentarios