Presenta Ebrard su decálogo para un "nuevo PRD"

miércoles, 13 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El exjefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, dio a conocer hoy una encuesta en la que presuntamente resultó ganador en la preferencia ciudadana y militante sobre Carlos Navarrete, otro de los aspirantes a encabezar el PRD. En el sondeo, explicó Ebrard, no se incluyó a Cuauhtémoc Cárdenas, debido a que el líder moral del partido no ha manifestado públicamente sus aspiraciones de encabezar esa fuerza política. También aseguró que asistirá al XIV Congreso Nacional del PRD, que se realizará la próxima semana, con la exigencia de que se abra la elección de la dirigencia nacional a una consulta pública. “No hay al momento, salvo la conservación pura y simple del poder, que justifique que no se haga una consulta abierta y plena a los simpatizantes del partido... ahí están los resultados”, indicó tras presentar la encuesta a los representantes de los medios de comunicación. De acuerdo con el sondeo, 49% de los ciudadanos encuestados considera que el PRD debe tomar en cuenta a sus simpatizantes y militantes en la toma de decisiones, pero la cifra crece a 60% cuando se pregunta sólo a perredistas. Según sus cifras, Ebrard Casaubón tendría el respaldo de 51% de la población y 68% de los militantes, por arriba del 21% que cosecha Navarrete a población abierta y de 13% de militantes. Previo a ello, Marcelo Ebrard también presentó su Manifiesto para la transformación del PRD en el marco de su aspiración por la dirigencia nacional del partido. En un encuentro con legisladores que pertenecen a su corriente, Movimiento Progresista, el exmandatario local advirtió que el PRD tiene que centrarse en volver a ser oposición y evitar ser un “partido satélite” del gobierno federal y el PRI. Parte del “decálogo” de Ebrard plantea la exigencia de que la dirigencia nacional, así como las estatales, informen a detalle sobre los recursos que reciben por prerrogativas por parte del Instituto Federal Electoral (IFE). Las secretarías nacional y estatales deberán informar “a detalle el uso de mil 200 millones de pesos anuales que por prerrogativas asignan al PRD las autoridades electorales”. También demandó poner fin de la corrupción y la entrega de candidaturas a familiares y amigos; el PRD, sugirió, debe consolidares “como un partido de avanzada que consulte a sus militantes a través de las tecnologías de la información; democrático, que someta a consulta las dirigencias y candidaturas; equitativo en la consulta interna, y transparente en la rendición de cuentas”. Asimismo, propuso hacer del PRD un partido dinámico en convocatoria ciudadana; incluyente y respetuoso de las diferencias, y progresista y con liderazgo. Y una vez más insistió en su llamado a abrir a consulta ciudadana la definición sobre la próxima dirigencia nacional del partido. El perredista aseguró que no será candidato  de “ninguna” corriente interna, por lo que descartó eventuales acuerdos con Izquierda Democrática Nacional (IDN), que encabeza René Bejarano. Según Marcelo Ebrard, el exsenador Carlos Navarrete –de la corriente Nueva Izquierda (NI)– representa la continuidad de un PRD “satélite del gobierno federal y del PRI”.

Comentarios