Sindicato canadiense pide a Peña garantías para el regreso de 'Napo'

martes, 19 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Congreso del Trabajo de Canadá, que encabeza Ken Georgetti y agrupa a 54 sindicatos, demandó que terminen los conflictos entre los gobiernos de México y tres empresas mexicanas de mineros para permitir que Napoleón Gómez Urrutia, presidente y secretario general de la organización sindical, termine su exilio en Vancouver, Canadá, y regrese al país sin ningún riesgo de que sea detenido. En un comunicado, el sindicato minero señaló que los miembros del Consejo Canadiense del Congreso del Trabajo de Canadá expresan su solidaridad y apoyo total a Napoleón Gómez y al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos de México, conocido como Los Mineros, en su lucha por la justicia, el respeto y la dignidad para su Sindicato y sus miembros en México. “Además, el Consejo Canadiense expresa su preocupación por la profunda falta de respeto por los derechos laborales y humanos en México, y hace un llamado al presidente de México, Peña Nieto, para que respete los derechos sindicales fundamentales y garantice que Napoleón Gómez pueda regresar de forma segura a México, sin ningún impedimento legal, para retomar su lugar legítimo como el líder de Los Mineros en México”. Indicó que el Consejo Nacional del Congreso del Trabajo canadiense sesionó ayer y hoy en la capital del país, Ottawa, bajo el lema “Unidos por un mundo más justo”. Ayer, lunes 18, el orador invitado fue Napoleón Gómez Urrutia, en cuya intervención hizo un balance de las luchas que Los Mineros de México han sostenido durante siete años por la autonomía y la libertad sindical, en la perversa persecución política que unas cuantas empresas prepotentes del ramo minero le han planteado al gremio por él encabezado. En su participación no dudó en calificar esa persecución como absurda en los tiempos que vive el país, pues ya no están al frente del gobierno los miembros del Partido Acción Nacional, conservador y antisindical. Pero expresó la necesidad de que el actual gobierno actúe con mayor celeridad y decisión en la resolución del conflicto minero. El organismo cúpula sindical canadiense hizo un análisis de los principales problemas y perspectivas que afronta la clase trabajadora sobre la crisis global y el panorama posible de la política y la economía en la sociedad mundial, los cambios estructurales, las redes de acción laboral hacia las comunidades, la educación, los planes de pensiones, las condiciones generales de trabajo, los planes para la generación de empleos permanentes bien remunerados y, como uno de los puntos sobresalientes, la solidaridad internacional de los trabajadores, añadió. Destacó que el Congreso del Trabajo de Canadá es el equivalente canadiense de la Federación Americana del Trabajo de Estados Unidos, o AFL-CIO, con sus 13.5 millones de agremiados, los cuales también han expresado su solidaridad hacia Napoleón Gómez Urrutia y Los Mineros de México, especialmente cuando en 2011 le entregaron al líder minero mexicano el prestigiado premio Meany-Kirkland de Derechos Humanos y Justicia Social.

Comentarios