Violencia deja tres muertos en Guanajuato, entre ellos una mujer de 80 años

martes, 19 de noviembre de 2013
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Al menos dos ataques realizados por hombres armados desde vehículos en marcha en Salvatierra y Silao dejaron como saldo dos muertos y cuatro heridos. Una de las agresiones fue perpetrada contra policías preventivos, en la que falleció un uniformado. El primer ataque de sicarios fue cometido la tarde del lunes 18 en contra de tres jóvenes que se encontraban en las inmediaciones de unas ladrilleras en la colonia Independencia de Silao. De acuerdo con la versión de uno de los heridos, cerca de las 17:30 horas pasó por el lugar una camioneta gris y un sedán negro, desde donde dispararon en varias ocasiones a donde se encontraban las víctimas. En el lugar falleció Leopoldo Flores Rojas, de 22 años, en tanto que sus dos amigos fueron heridos en la cabeza y en una pierna. Uno de ellos se encuentra grave. La investigación de este caso es realizada por la Unidad Especializada en Homicidios de la Subprocuraduría de la región. Mientras que hoy en la madrugada, cerca de las 2:00 horas, tres elementos de Seguridad Pública de Salvatierra fueron emboscados por un comando mientras hacían un recorrido de vigilancia en patrulla por el camino de las comunidades de Estancia del Carmen a la Calera. Del auto de los sicarios descendieron varios hombres que comenzaron a disparar a los policías, quienes fueron sorprendidos y no pudieron repeler la agresión. En cuanto se marcharon sus atacantes, uno de los policías condujo la unidad hasta el Hospital de Salvatierra con sus compañeros heridos. El agente raso Fernando Rosas Hernández, de 27 años, quien viajaba en la parte trasera de la cabina de la patrulla, fue herido en la cabeza y en el tórax, y murió mientras era atendido en el nosocomio. El policía tercero y conductor de la unidad fue herido en el abdomen y su estado es grave, mientras que otro preventivo presenta una lesión en el hombro izquierdo. En el sitio donde fueron emboscados, los policías recuperaron 29 casquillos. Horas después, el vehículo que fue empleado por el grupo armado se encontró incinerado. En un hecho más de violencia, éste en Salamanca, una mujer de 80 años que vivía sola en su domicilio fue encontrada asesinada el lunes por la mañana por un familiar que le llevaba el desayuno. Sus ejecutores le dispararon en la cabeza.

Comentarios